¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

RUGBY MUNDIAL

Gales remonta ante Inglaterra y silencia Twickenham (25-28)

Una Gales mermada por las bajas silenció este sábado el estadio de Twickenham al imponerse contra pronóstico a Inglaterra (25-28) en la Copa del Mundo y allanar así su camino hacia los cuartos de final.

Ingleses y galeses, que llegaban al encuentro con victorias en su debut en el Mundial, frente a Fiji (35-11) y Uruguay (54-9), respectivamente, sabían de la importancia de un triunfo en el duelo de hoy, especialmente en un grupo tan exigente como el A, integrado también por Australia, doble campeón mundial.

En un primer tiempo muy competido, fueron los pateadores los que tuvieron protagonismo, con dos penaltis de cada lado, convertidos por Owen Farrell y Dan Biggar, y un drop del propio Farrell.

El único ensayo de los primeros 40 minutos llegó al filo de la media hora, cuando una rápida combinación del XV de la Rosa la apoyó Jonny May.

Mejoraron los Dragones en los instantes finales de la primera mitad, y lograron reducir diferencias gracias a un penal de Biggar que dejó a los visitantes a solo siete puntos (16-9, m.40).

Tras el receso, salieron los galeses dispuestos a culminar la remontada y los ingleses frenaron como pudieron las embestidas de los de Warren Gatland.

Así, con tres penaltis de cada lado - y con los Dragones con tres de sus cambios realizados por lesión-, se llegaron a los diez minutos finales con ventaja de siete puntos para los de la Rosa (25-18, m.70).

Con Inglaterra a la defensiva, una gran kick hacia el centro de Lloyd Williams lo recogió Gareth Davis par encarar la línea de gol prácticamente sin oposición y apoyar el oval ante una grada atónita.

La posterior conversión de Biggar, excelso hoy a los palos, empató el partido, algo impensable pocos minutos antes.

Sin embargo, los Dragones se fueron a por el triunfo y consiguieron forzar una infracción que fue nuevamente castigada por Biggar, que a falta de cinco minutos puso tres puntos arriba a los visitantes (25-28, m.75).

Los pupilos de Stuart Lancaster se lanzaron a por la victoria y tuvieron de un penalti en el minuto 78 que podía haber igualado el choque, pero se fueron al line.

Y fallaron. Gales, con una defensa magnífica, se llevó un triunfo vital de Twickenham, la casa de Inglaterra, allanando así su camino hacia los cuartos de final del Mundial de sus vecinos.

Cargando