¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MÉXICO VIOLENCIA

México integrará al experto que negó teoría de quema de 43 estudiantes

La Fiscalía mexicana incorporará a sus investigaciones sobre la desaparición de los 43 estudiantes en el municipio de Iguala, de la que este sábado se cumple un año, al peruano José Torero, el experto que negó la versión oficial de que las víctimas habían sido quemadas en un basurero.

El subprocurador de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía), Eber Omar Betanzos, anunció hoy en una reunión con la prensa extranjera la decisión de que Torero, especialista en incendios, "se integre, por supuesto, a la investigación".

En el mismo encuentro, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría (Ministerio) de Gobernación (Interior), Roberto Campa, consideró "francamente positiva" la reunión que celebraron el jueves el presidente Enrique Peña Nieto y los padres de los desaparecidos porque "implica compromisos por parte del Gobierno".

Esa visión contrasta con la del abogado de la otra parte, Vidulfo Rosales, que la víspera indicó que de las ocho demandas presentadas por los padres, el mandatario "no se comprometió al cumplimiento" de ninguna.

Peña Nieto comunicó a los padres la ampliación por seis meses del mandato de los expertos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que encargó a Torero un nuevo peritaje.

Según la versión de la PGR, el 26 de septiembre de 2014 los estudiantes de la Escuela Normal (de magisterio) de Ayotzinapa fueron detenidos por policías corruptos de Iguala y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes presuntamente los asesinaron e incineraron en un basurero del municipio de Cocula.

En su peritaje, Torero concluyó que es imposible que los jóvenes fueran quemados en el basurero. Para consumir unos 43 cuerpos en unas 60 horas se necesitarían aproximadamente unos 30.100 kilos de madera, 13.300 de neumáticos y 13.330 de diésel, añadió.

La versión de la PGR, que el anterior fiscal, Jesús Murillo, calificó de "verdad histórica", se apoya en 487 dictámenes periciales, 386 declaraciones y dos reconstrucciones de hechos.

Restos humanos recuperados en el basurero y en el río San Juan, al que supuestamente fueron lanzados en bolsas de basura, se enviaron a un laboratorio de Austria, que solo pudo identificar a uno de los 43 jóvenes, Alexander Mora, y dar con indicios de coincidencia genética en otro caso, el de Jhosivani Guerrero.

El presidente mexicano ofreció el jueves un nuevo peritaje en el basurero y la creación de una fiscalía especializada para la búsqueda de personas desaparecidas.

Consultado sobre si la PGR, que depende del Gobierno, podría pedir la entrada de expertos internacionales a un cuartel militar ubicado en la zona de la desaparición para interrogar a los uniformados, Campa dijo que esa sería una decisión "política" y a ellos solo les corresponde actuar con base en elementos jurídicos.

"No hay ningún elemento que hable de participación de elementos del Ejército en la desaparición", complementó Betanzos.

El GIEI ha intentado entrevistar a los militares, pero lo máximo que ha conseguido es permiso para enviar cuestionarios escritos a los efectivos castrenses del 27 Batallón de Infantería de Iguala, sin opción a repreguntar, una posibilidad que han rechazado.

Los especialistas internacionales denunciaron en un informe presentado a principios de este mes que hay lagunas en las comunicaciones por radio entre las fuerzas de seguridad por una supuesta intervención de la Secretaría de Defensa Nacional.

Esto ha alimentado la versión de que el Ejército fue culpable por omisión al no intervenir durante el tiroteo contra los autobuses en que viajaban los jóvenes antes de que fueran detenidos por los policías.

También ha generado reclamos de organismos de derechos humanos de que se abra ese y otros cuarteles, e incluso de que se investiguen los hornos crematorios que poseen algunas de esa bases, ante la posibilidad de que las fuerzas castrenses participaran en el crimen.

Cargando