¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL CORRUPCIÓN

PT Brasil dice que otros partidos recibieron donaciones empresas investigadas

El presidente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Rui Falcão, reiteró hoy que otras formaciones políticas, incluso de la oposición, recibieron donaciones legales para sus campañas provenientes de empresas investigadas por las corruptelas en la petrolera estatal Petrobras.

"Las contribuciones que nosotros recibimos están paso a paso y casi con los mismos valores con las contribuciones de otros partidos como el PSDB (Partido de las Social Democracia Brasileña, opositor) y el PMDB (Partido del Movimiento Democrático Brasileño, aliado)", afirmó Falcão después de una reunión interna de su formación.

Falcão evitó comentar sobre la condena en primera instancia, con una pena de quince años y cuatro meses de cárcel, proferida hoy contra el extesorero del partido João Vaccari por su implicación en la red de corrupción que operó en la petrolera estatal.

"Nosotros solo recibimos contribuciones según la ley en vigor en el país hasta la semana pasada y dejamos de recibirlas desde el inicio del año por decisión nuestra, a pesar de ser legales", apuntó el dirigente político, quien manifestó que el PT después se pronunciará oficialmente sobre la condena a su tesorero.

Según la sentencia emitida por el juez federal Sergio Moro, que convierte al extesorero del PT en el primer político condenado por este caso, Vaccari fue hallado culpable de corrupción pasiva, lavado de dinero y asociación para delinquir.

Vaccari, de 56 años, fue tesorero del PT, al que pertenecen la presidenta Dilma Rousseff y su antecesor y padrino político Luiz Inácio Lula da Silva, hasta abril pasado, cuando dimitió después de ser detenido por la Policía Federal en el marco de la investigación de la red de corrupción enquistada en Petrobras.

En la misma decisión, el juez Moro condenó a 28 años de prisión al exdirector de Servicios de Petrobras Renato Duque y dictó penas de entre 9 y 18 años contra otros ocho implicados en el asunto.

El "caso Petrobras" salpica a una veintena de grandes empresas privadas que según las autoridades obtenían contratos amañados con la petrolera, inflaban sus valores y luego repartían las diferencias con exdirectores de la estatal y políticos que amparaban el fraude.

Por este asunto también está bajo investigación medio centenar de políticos, en su mayoría de la base de apoyo al Gobierno de Rousseff y entre quienes figuran los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renán Calheiros, ambos del PMDB.

El Consejo Consultivo del PT recibió la noticia de la condena de Vaccari en medio de una reunión extraordinaria convocada para analizar los rumbos de la formación, que enfrenta división en el Congreso y un movimiento por parte de la oposición para instaurar un juicio político con fines de destitución de Rousseff.

Sobre esa posibilidad de destitución de la mandataria, Falcão manifestó que por "legalidad y legitimidad" cualquier movimiento para "reducir" el mandato de Rousseff es un atentado contra la democracia, que fue "conquistada con tanto esfuerzo".

En la reunión celebrada en Sao Paulo participaron Lula e intelectuales como el teólogo Leonardo Boff, el escritor Eric Nepomuceno, el actor José Abreu, el economista Marcio Pochman, el sociólogo Emir Sader y el asesor especial de Asuntos Internacionales de la Presidencia, Marco Aurelio García, entre otros.

En una rápida declaración a periodistas, Falcão señaló que el PT le presentará a Rousseff una propuesta para apoyar la iniciativa de nuevas fuentes de recaudación para, junto al ajuste fiscal, enderezar las cuentas pública deficitarias.

Según el titular del PT, el consejo propondrá el retorno de un impopular impuesto a los movimientos financieros como proyecto de ley complementaria y no como enmienda constitucional como prevé el Ejecutivo, debido a que con ese cambio sería más fácil la aprobación en un Congreso con la base oficialista dividida.

Como enmienda constitucional, el Gobierno necesitará de dos votaciones en la Cámara de Diputados y una en el Senado, con aprobación de 308 votos en la cámara baja y de 49 en la alta, mientras que como ley complementaria requeriría de mayoría absoluta en una sola una votación en cada instancia (257 diputados y 41 senadores).

Cargando