¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ARGENTINA NARCOTRÁFICO

Penas de hasta 21 años para imputados en sonado caso narcotráfico Argentina

El Tribunal Oral Federal de Resistencia, en la provincia argentina de Chaco (norte), condenó hoy con penas de 12 a 21 años de prisión a los cinco imputados por el envío de una tonelada de cocaína a Europa, y ordenó la detención inmediata de los cuatro acusados que estaban en libertad.

Los jueces Eduardo Belforte, Luis González y Aldo Alurralde, a cargo de la conocida como operación "Carbón Blanco", dictaminaron, tras tres meses de juicio y tres años de investigaciones, que los cinco imputados son responsables de "asociación ilícita, concurso real con el delito de contrabando de estupefacientes agravado por cantidad y pluralidad de partícipes".

De este modo, el abogado Carlos Salvatore, considerado como líder de la banda, fue condenado a 21 años de prisión, mientras que el empresario Patricio Gorosito fue penado con 19 años de cárcel y los comerciantes Héctor Roberto y Héctor Pérez Parga, con 17 años de pena.

En tanto, Rubén Esquivel, el capataz de la planta de carbón vegetal que da nombre al caso, de donde, según la Fiscalía, salió la carga en la que se ocultó la droga, recibió un castigo de 12 años tras las rejas.

La causa "Carbón Blanco", una de las más importantes realizadas contra el narcotráfico en Argentina en los últimos años, investiga desde 2012 el tráfico de una tonelada de cocaína con destino inicial a España, aunque finalmente entró por Portugal, oculta en bolsas de carbón vegetal envasadas en la provincia de Chaco.

Horas antes de conocerse el veredicto, Gorosito aseguró que "faltan jefes y faltan 300 o 400 kilos de droga" en relación con el proceso que le inculpa por el transporte a Europa de estupefacientes en contenedores de carbón vegetal.

Frente a los jueces, Gorosito recordó durante su alegato final que fue sobreseído en España y que la justicia portuguesa no le requirió, por lo que promulgó su inocencia, al igual que hicieron los otros cuatro imputados, ahora condenados, Salvatore, Roberto, Pérez Parga y Esquivel.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), a través de la Aduana, querellante en la causa, había solicitado 28 años de prisión y una accesoria de 400.000 pesos (unos 42.000 dólares) para Salvatore y Gorosito; 23 años de prisión y la misma multa para Pérez Parga y Roberto, y 16 años de prisión para Esquivel.

Por su parte, los fiscales Federico Carniel y Carlos Amad solicitaron condenas de 25 años de prisión para todos los acusados y requirieron la investigación de seis empleados de aduanas por su participación en un cargamento similar al que se juzga en esta causa.

La defensa de los cinco acusados, por contra, se mostró unánime al solicitar la absolución de culpa y cargo de sus representados.

La investigación comenzó en España a fines de 2011 cuando la policía de Galicia investigó a un grupo de argentinos que frecuentaba el puerto de Vigo y descubrieron su intención de abrir una ruta para mover la droga desde Argentina hacia Europa.

Cargando