¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL MEDIOS (Análisis)

Escenario económico débil agrava crisis en medios brasileños de comunicación

La fragilidad económica de Brasil, con un alto índice de inflación y previsiones de contracción del producto interior bruto (PIB) para este año, ha agravado la crisis de los medios de comunicación del país, que este mes vivieron un "agosto negro" con masivos retiros.

Sao Paulo, 27 ago (EFE).- La fragilidad económica de Brasil, con un alto índice de inflación y previsiones de contracción del producto interior bruto (PIB) para este año, ha agravado la crisis de los medios de comunicación del país, que este mes vivieron un "agosto negro" con masivos retiros.

La ola de despidos que comenzó el año pasado en el sector se acentuó este agosto, cuando las redacciones y plantillas de importantes diarios, revistas y portales de noticias en internet pasaron por una drástica reducción de personal en varias ciudades del país.

El sector, según los propios medios de comunicación, comienza a sentir los efectos de una inflación que este año será mayor del 9,0 %, el doble de la meta oficial y por encima del techo máximo del 6,5 %, y de una previsión del contracción de entre el 1,5 % y 2,0 % del PIB en este año.

Además, con una fuerte depreciación del real, de más del 33 % en lo que va del año frente al dólar, "las inversiones han bajado y eso ha afectado directamente los ingresos por publicidad, una de las principales fuentes de ingreso de los medios", señaló a Efe la especialista de mercadotecnia Giovanna Reza.

Para Reza, analista externa de varios medios, "los brasileños también han dejado de consumir y eso, sin duda, se refleja también en la compra de periódicos, revistas o suscripciones digitales".

La semana pasada el Grupo Estado, responsable entre otros medios del diario O Estado de Sao Paulo, uno de los de mayor circulación del país, despidió a seis periodistas del servicio de noticias Agencia Estado bajo la justificativa de la crisis económica.

El Tribunal Regional del Trabajo de Sao Paulo, en tanto, promovió recientemente una conciliación entre los sindicatos y el Grupo Abril, responsable entre otros medios de la revista semanal Veja, en el que la empresa se comprometió a no despedir más personas en agosto y estableció una cuota para los próximos meses.

En otras regiones también se llevaron a cabo despidos, como ocurrió en el diario O Globo de Río de Janeiro y en el Gazeta do Povo, el principal de la sureña ciudad de Curitiba y del que salieron once profesionales por la "reestructuración obligada por la crisis", según explicó la empresa.

El diario popular O Dia, también de Río de Janeiro, por su parte, despidió cuarenta profesionales y cerró su edición impresa para dejar únicamente el servicio en internet.

La presidenta del Sindicato de Periodistas Profesionales del Municipio de Río de Janeiro (SJPMRJ, por su sigla en portugués), Paula Mairan, comentó que los salarios de los profesionales de O Dia sufren atrasos y los seguros médicos tampoco fueron pagados.

"La situación del sector es dramática. Estamos viviendo una crisis anunciada que se arrastra desde hace dos años debido al monopolio de la comunicación", situación que fue denunciada ante la Organización de Estados Americanos (OEA), declaró Mairan a periodistas.

A comienzos de mes, el portal Terra despidió un 90 % de su plantilla en las redacciones de Sao Paulo y Porto Alegre, limitando sus funciones a un reducido equipo de profesionales, después de quince años de actuación en el mercado brasileño.

La periodista y estudiante de doctorado de la Universidad de Sao Paulo (USP) Stefanie Silveira señaló a Efe que más allá de las dificultades económicas del país, el periodismo "vive un momento global de transición y muchos medios no estaban preparados para el cambio".

"Falta preparación y más inversión para innovación y cuando los medios se adapten a esa transición tendremos una recolocación laboral", puntualizó Silveira.

Cargando