¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

R.DOMINICANA HAITÍ

Autoridades buscan bajar tensión en poblado dominicano que expulsó haitianos

Autoridades dominicanas se reunieron hoy con líderes comunitarios de un poblado de la provincia Montecristi (noroeste) para apaciguar los ánimos, un día después de que habitantes del lugar expulsaran a decenas de haitianos indocumentados, a quienes acusan de cometer delitos.

Montecristi (R.Dominicana), 20 ago (EFE).- Autoridades dominicanas se reunieron hoy con líderes comunitarios de un poblado de la provincia Montecristi (noroeste) para apaciguar los ánimos, un día después de que habitantes del lugar expulsaran a decenas de haitianos indocumentados, a quienes acusan de cometer delitos.

La situación sigue siendo tensa en el distrito municipal de Hatillo Palma, donde la noche de este miércoles fue encontrado el cadáver de un haitiano indocumentado con cuchilladas en el cuello, aunque la comunidad asegura que esta muerte fue ocasionada por compatriotas de la víctima.

Los incidentes se registraron tras propagarse en el poblado de Hatillo Palma la información de que tres haitianos indocumentados habían violado y agredido físicamente a una dominicana de 42 años, que se encuentra internada en el hospital público de allí.

Esto causó que vecinos del lugar se presentaran a los hogares de haitianos en condición irregular y los expulsaran, lo que obligó la intervención de la Policía Nacional y el Ejército Dominicano, que lograron frenar la acción, aunque muchos haitianos continuaron hoy abandonando la comunidad ante el temor de ser agredidos.

Autoridades dominicanas se reunieron hoy nuevamente con dirigentes comunitarios y pobladores de Hatillo Palma, los cuales tajantemente desligaron a la comunidad de la muerte del inmigrante haitiano Wislin Idac, de 25 años, que atribuyeron a riñas entre "los propios haitianos".

Asimismo, pidieron a la Policía Nacional, al Ministerio Público y a otras autoridades, que profundicen las investigaciones para apresar a los tres haitianos señalados como responsables de la agresión física y sexual contra la dominicana Carolina Cruz Peguero.

En la reunión participaron el alcalde de Hatillo Palma, Junior Fondeur; la fiscal de Montecristi, Johanna Bejarán; el director de la Dirección Noroeste de la Policía; Eddy Pérez, el coronel Rivas Belliard del Ejército Dominicano y Elnio Durán, presidente de la Asociación Dominicana de Productores de Bananos (Adobanano).

El alcalde Fondeur reiteró que los munícipes de Hatillo Palma "no quieren a los haitianos" en el lugar porque, alega, cometen fechorías y delitos con "mucha frecuencia", además de que copan la mano de obra agrícola en contra de los dominicanos.

Una situación similar se presentó en Hatillo Palma hace diez años, después de que el 5 de junio de 2005 dos haitianos indocumentados fueran responsabilizados de la muerte de la comerciante Maritza Núñez y herir gravemente a su esposo.

Tras ese hecho, los comunitarios incendiaron varias casas donde residían haitianos y los expulsaron del lugar.

Dos días después fueron encontrados los cadáveres de los haitianos Vitelio Charles, de 76 años, quien era predicador evangélico, y del trabajador agrícola Olani Pierre, de 44, luego de que desconocidos irrumpieron en una finca y agredieron con armas blancas a un grupo de inmigrantes que dormían.

Varios haitianos que escaparon de la embestida ofrecieron detalles a las autoridades dominicanas, que lograron arrestar y someter a la Justicia a al menos cuatro personas.

Cargando