¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EEUU JUSTICIA

Exgobernador EEUU pide libertad al Supremo mientras apela pena por corrupción

El exgobernador republicano de Virginia Robert McDonnell, condenado a dos años de cárcel por corrupción, pidió hoy al Tribunal Supremo que le deje en libertad mientras recurre la condena que recibió en enero pasado por recibir sobornos a cambio de favores políticos.

McDonnell, el primer gobernador de Virginia en ser condenado por un delito, presentó hoy una petición urgente al presidente del alto tribunal, John Roberts, encargado de estudiar las decisiones de la Corte de Apelación del Cuarto Circuito, una de las instancias inmediatamente inferiores al Supremo.

Esa misma corte de apelaciones negó hoy al gobernador, de 60 años, la posibilidad de permanecer en libertad mientras recurría contra la sentencia por la que debía de haber ingresado a prisión el pasado 9 de febrero para cumplir una pena de dos años de cárcel y, después, dos años de libertad vigilada.

En reacción a la negativa de la corte de apelaciones, los abogados de McDonnell se apresuraron en presentar una petición al Supremo para que el republicano pueda pagar una fianza y, a cambio, permanecer en libertad mientras tramitan un futuro recurso ante el alto tribunal, según el documento judicial al que accedió Efe.

Los letrados del republicano, que sonó como posible candidato a la Presidencia o vicepresidencia en las elecciones de 2016, argumentan que el lento proceder del Supremo haría que el político cumpliera la condena de dos años en prisión antes de obtener una respuesta sobre su recurso.

"Soy inocente y voy a solicitar a la Corte Suprema de Estados Unidos que me permita pagar una fianza", dijo en un comunicado el exgobernador al conocer la decisión de la Corte de Apelación del Cuarto Circuito a primera hora de hoy.

"Pido a mis amigos excepcionales en toda la nación que continúen apoyándome y orando por mí y mi familia durante este tiempo difícil. Doy gracias a Dios (...) por su fuerza mientras continúo este difícil viaje", añadió McDonnell.

Después de recibir el revés de la corte de apelaciones, el conocido exgobernador tendría que ingresar a prisión como pronto el próximo 27 de agosto, fecha en la que su caso sería cerrado, según detallan sus abogados en el recurso presentado ante el Supremo.

En septiembre pasado, McDonnell y su esposa, Maureen McDonnell, fueron declarados culpables de aceptar regalos de lujo, ropa, viajes y hasta préstamos, por valor de unos 177.000 dólares, de un rico empresario de Richmond, llamado Jonnie Williams, a cambio de favores para sus compañías.

El juicio contra los McDonnell comenzó en julio y desde entonces 67 testigos circularon por una sala que diseccionó la relación entre la pareja política y Williams, propietario de la compañía de productos alimenticios Star Scientific.

Esa empresa consiguió acceso a altos funcionarios y a la mansión del gobernador para celebrar eventos promocionales de suplementos alimenticios no aprobados por la Administración para Alimentación y Fármacos de EE.UU. (FDA, por su sigla en inglés).

Su juicio generó una enorme atención mediática en EE.UU., similar a la que se produjo durante el proceso en 2012 contra el excandidato a la vicepresidencia John Edwards, quien finalmente fue absuelto de varios cargos por presunto uso ilegal de fondos de campaña.

Cargando