¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

BRASIL ALEMANIA (Previa)

Brasil dice que visita de Merkel prueba el interés alemán, pese a la crisis

La visita que la canciller alemana, Ángela Merkel, iniciará mañana a Brasil prueba "el interés" germano en "desarrollar una agenda de largo plazo", pese a la crisis que vive este país, afirmó hoy el diplomático brasileño Oswaldo Biato.

Merkel llegará mañana por la noche a Brasil para una visita de unas 24 horas y será recibida por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, con una "cena de trabajo" en el Palacio de la Alvorada, su residencia oficial.

En ese primer contacto estarán presentes ministros de ambos países, que comenzarán a discutir una agenda de cooperación que será volcada en una serie de documentos a ser firmados en el marco de la visita de la canciller alemana.

Al día siguiente, las mandatarias tendrán una nueva reunión en el Palacio presidencial de Planalto; ofrecerán una declaración a los periodistas; asistirán a la firma de documentos bilaterales y tendrán un almuerzo, que supondrá la última actividad oficial de la visita de Merkel.

Biato, director de la cancillería brasileña para Europa, dijo en rueda de prensa que esos documentos reflejarán acuerdos de intención para una mayor cooperación en las áreas de economía e inversiones, ciencia y tecnología, energías renovables, educación, medioambiente, investigación marítima y puertos, entre otras.

Según el diplomático, este encuentro inaugurará un mecanismo de visitas bilaterales bianuales y será el punto de partida para un más estrecho diálogo político entre ambos países, del cual se espera que redunde en el futuro en un comercio más dinámico y un aumento de las inversiones mutuas.

Biato indicó que durante la visita de Merkel "no habrá grandes anuncios", sobre todo en las áreas económica y financiera, y admitió que Brasil vive "un momento difícil", en alusión a las sombrías proyecciones para la economía nacional, que deberá cerrar este año con una contracción en torno al 1,5 %.

Además, Brasil también atraviesa un momento de turbulencias políticas, derivadas en buena medida de los escándalos de corrupción en la estatal Petrobras, que han agravado el descontento de la población con el Gobierno y derrumbado a un 8 % la popularidad de Rousseff.

El pasado domingo, la mandataria enfrentó las terceras protestas masivas en lo que va de este año, que en esta ocasión llevaron a cerca de un millón de personas a las calles que, en su mayoría, exigieron su destitución o renuncia.

Según Biato, "el hecho de que la visita de Merkel ocurra en este momento, demuestra el interés en desarrollar una agenda de largo plazo" y el sentido "estratégico" que tiene la relación entre Brasil y Alemania.

El diplomático agregó que "los alemanes conocen bien a Brasil", ya que muchas de sus empresas operan en el país hace "más de cien años", y por tanto "han visto pasar muchas crisis iguales o peores" que la actual.

Biato subrayó que Brasil "sigue y seguirá siendo un gran mercado, aunque las cosas estén ahora un poco más difíciles", y destacó las fuertes inversiones que alrededor de 1.600 empresas alemanas tienen en el país, calculadas en unos 30.000 millones de dólares.

El intercambio comercial entre ambos países llegó en 2014 a la suma de 20.470 millones de dólares, con la balanza inclinada en favor de Alemania, que el año pasado exportó productos hacia Brasil por valor de 13.837 millones de dólares.

Cargando