¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

Libre desarrollo de la personalidad

Santos envía al Congreso objeciones a la Reforma al Código Disciplinario

Objetó varios artículos, entre ellos el que sanciona a funcionarios por consumir sustancias ilícitas en lugares públicos.

El presidente Juan Manuel Santos devolvió al Congreso para revisión la Reforma al Código Disciplinario, que promovió directamente el procurador, Alejandro Ordoñez y que fue aprobada recientemente por el legislativo, por varios artículos que irían en contra de las libertades de los ciudadanos.

Entre los artículos que objetó el mandatario, y el que más llamó la atención al equipo jurídico de la Casa de Nariño, está uno que señala como falta gravísima que un funcionario público consuma “sustancias prohibidas” en lugares públicos.

La Reforma establece sanciones de hasta 20 años de inhabilidad por el consumo de sustancias que produzcan dependencia física o síquica en lugares públicos, lo que para el jefe de Estado va contra las libertades personales de los ciudadanos.

Agrega que “no es lo mismo consumir alucinógenos en el sitio de trabajo que hacerlo el domingo en un parque”, defendiendo lo que los funcionarios públicos puedan hacer en su tiempo libre y según la jurisprudencia se trata de “una forma de ejercicio del derecho al libre desarrollo de la personalidad”.

Dentro de otros artículos objetados por el mandatario está uno que vulneraría a las víctimas que no hacen parte de los proceso de la Procuraduría, por inhabilitarlas para apelar decisiones del Ministerio Público.

Se establece que “solo el quejoso que tenga la calidad de víctima o perjudicado podrá solicitar la revocatoria del fallo absolutorio”.

El Congreso deberá a través de una comisión revisar las objeciones presentadas por el presidente Santos, para decidir si se modifica al Reforma, para lo cual deberá adelantarse un nuevo trámite legislativo, o si se mantiene el texto que no necesita la firma del primer mandatario y pasaría directamente a la Corte Constitucional.

Cargando