¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SpaceX asegura haber hallado la causa de la explosión de su último cohete

El fabricante aeroespacial estadounidense SpaceX aseguró hoy haber hallado cuál fue la causa de la explosión que sufrió su cohete SpaceX Falcon 9, que el pasado 28 de junio estalló minutos después de su lanzamiento.

Washington, 20 jul (EFE).- El fabricante aeroespacial estadounidense SpaceX aseguró hoy haber hallado cuál fue la causa de la explosión que sufrió su cohete SpaceX Falcon 9, que el pasado 28 de junio estalló minutos después de su lanzamiento.

El consejero delegado y fundador de SpaceX, Elon Musk (también propietario de la empresa de autos eléctricos Tesla), indicó hoy que la causa de la explosión fue el mal funcionamiento de una barra metálica de poco más de medio metro de largo llamada "puntal" ("strut" en inglés).

La misión de la barra era sostener un tanque de helio en el interior de la nave, por lo que, al fallar, el tanque impactó contra las paredes del cohete y liberó el gas, lo que ocasionó la explosión.

El SpaceX Falcon 9, sin tripulación y que llevaba carga para la Estación Espacial Internacional (EEI), sufrió entonces un duro revés al estallar minutos después de su lanzamiento.

El aparato llevaba dos toneladas y media de suministros para la EEI, donde actualmente están tres astronautas, el estadounidense Scott J. Kelly y los rusos Gennady Padalka y Mikhail Kornienko.

La compañía que dirige Musk no ha enviado desde entonces ningún otro cohete al espacio, y el consejero delegado indicó hoy que ha "perdido cientos de millones de dólares" en ingresos, e informó de que no se reanudarán los lanzamientos de SpaceX hasta el otoño.

"Durante los últimos siete años nos volvimos un poco complacientes. Pero hemos aprendido una valiosa lección", indicó Musk, para añadir después que la barra metálica que falló es "una pequeña pieza de la nave" fabricada por otra compañía y que SpaceX no comprobó antes del despegue.

La pieza fue comprobada por una tercer empresa, que la validó para su función en la nave, por lo que Musk anunció que cambiarán de proveedor y que, de ahora en adelante, comprobarán ellos mismos las piezas que reciban.

La empresa, con sede en California, tiene un contrato de 1.600 millones de dólares con la NASA para realizar 12 misiones de abastecimiento a la EEI con su cohete Falcon 9 y su cápsula Dragon. EFE

Cargando