¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ONG piden que se retiren cargos contra activista británico en Tailandia

Cerca de una treintena de ONG han pedido a las autoridades tailandesas que retiren los cargos contra un activista británico acusado tras investigar los abusos a empleados inmigrantes en una de las mayores empresas frutícolas del país.

Bangkok, 20 jul (EFE).- Cerca de una treintena de ONG han pedido a las autoridades tailandesas que retiren los cargos contra un activista británico acusado tras investigar los abusos a empleados inmigrantes en una de las mayores empresas frutícolas del país.

Un tribunal tailandés decidirá hoy si imputa a Andy Hall, que se enfrenta a siete años de cárcel por cargos de difamación y vulnerar la ley de crímenes electrónicos por la publicación de un informe contra Natural Fruit Company, informó el diario Bangkok Post.

Las ONG, encabezadas por FinnWatch, la organización para la que Andy Hall, elaboró el informe sobre el abuso laboral contra trabajadores inmigrantes en 2012, y envió una carta al primer ministro, Prayuth Chan-ocha, para que interceda.

En octubre del año pasado, un tribunal desestimó una primera demanda por difamación contra Hall, sobre quien pesan diversas acusaciones.

"Tailandia continúa atosigando a un defensor de los derechos humanos a pesar de la decisión de un tribunal y de su obligación de defender la libertad de expresión", precisaron las ONG.

Según el documento publicado por Hall, una de las fábricas de piñas de la empresa empleaba a cientos de inmigrantes birmanos, algunos menores de edad, a los que les confiscaba el pasaporte y cuyo salario era inferior al mínimo impuesto por el Gobierno.

Los frecuentes desmayos por los golpes de calor y la sobrecarga de trabajo en condiciones sofocantes eran otras de las prácticas denunciadas.

Natural Fruit, es una de los mayores exportadores de frutas de Tailandia, y la Fiscalía tailandesa ha presentado desde febrero de 2013 cuatro acusaciones penales y civiles contra Hall.

La compañía demanda además una compensación valorada en 300 millones de bat (unos 8,7 millones de dólares u 8 millones de euros).

"Este proceso consiste en amedrentar a Andy Hall para impedir que se investigue de forma seria los supuestos abusos contra trabajadores inmigrantes", indicó Brad Adams, director de Human Rights Watch (HRW) en Asia. EFE

Cargando