¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Ministra colombiana cree uribismo dio acuerdo "de amigotes" a paramilitares

La ministra de Educación de Colombia, Gina Parody, aseguró hoy que las negociaciones de paz que mantiene el Gobierno con las FARC son más complicadas que las que hizo el expresidente Álvaro Uribe con las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) porque aquel fue "un acuerdo de amigotes".

Bogotá, 5 jul (EFE).- La ministra de Educación de Colombia, Gina Parody, aseguró hoy que las negociaciones de paz que mantiene el Gobierno con las FARC son más complicadas que las que hizo el expresidente Álvaro Uribe con las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) porque aquel fue "un acuerdo de amigotes".

"El uribismo juzga por su condición. A los paras le dieron un acuerdo de amigotes con impunidad, sin justicia y con beneficios para narcos", expresó Parody en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Las AUC se desmovilizaron en 2006 tras una negociación con el entonces Gobierno de Uribe que acordó un sistema transicional denominado Ley de Justicia y Paz que contempla penas de máximo ocho años de cárcel a cambio de colaboración para esclarecer crímenes.

Desde noviembre de 2012, el actual Gobierno que encabeza Juan Manuel Santos inició un proceso de negociaciones con la guerrilla de las FARC para buscar una salida negociada a más medio siglo de conflicto armado, unos diálogos de los que Uribe ha sido un duro crítico.

En el día de ayer, el expresidente aseguró que en 2018, cuando Santos acabe su mandato, las FARC dominarán Colombia "haya o no acuerdo".

En sus mensajes de hoy, Parody destacó que "hacer la paz con enemigos es una cosa. Eso hace el presidente Santos con las FARC" y agregó que "fácil era (el) proceso con paras para perdonar a los amigotes".

Asimismo, criticó que el uribismo hable "de paz sin impunidad", una de las demandas que han planteado frente a las actuales negociaciones de paz, pero no hable "del desarme con perdón y olvido sin verdad, justicia ni reparación que dio a los paras".

Parody también recordó la visita que el exlíder paramilitar Antonio López, alias "Job", hizo a la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, el 23 de abril de 2008.

Por ese caso, la Fiscalía colombiana solicitó la imputación de dos antiguos funcionarios de Uribe, Edmundo del Castillo, quien fue secretario Jurídico de la Presidencia y a César Mauricio Velásquez, exsecretario de Prensa de Uribe.

"Uribe, famoso por su micro gerencia, autoriza la entrada del asesino paramilitar Job a Palacio por la puerta de atrás, como los mafiosos", aseguró. EFE

Cargando