Escuche ahora

Hora 20


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

cerrar

Confirman que no hubo víctimas en alud que sepultó 5 viviendas en Ecuador

Las autoridades ecuatorianas confirmaron hoy que no se registraron víctimas mortales ni que hay personas desaparecidas por un alud que ayer, viernes, sepultó cinco viviendas de la comunidad de Oyacachi, situada en una zona montañosa del norte andino del país.

Quito, 27 jun (EFE).- Las autoridades ecuatorianas confirmaron hoy que no se registraron víctimas mortales ni que hay personas desaparecidas por un alud que ayer, viernes, sepultó cinco viviendas de la comunidad de Oyacachi, situada en una zona montañosa del norte andino del país.

Christian Rivera, director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) del Distrito Metropolitano de Quito, indicó a Efe que unas veinte viviendas fueron afectadas por el corrimiento de tierras, pero que sólo nueve ellas sufrieron daños de consideración.

Oyacachi es una localidad ubicada en el cantón el Chaco de la provincia de Napo, en la estribación de un ramal de la cordillera de los Andes que se inserta en la Amazonía.

Aunque las primeras evaluaciones advertían de un centenar de personas desaparecidas, Rivera remarcó que "no hay personas heridas fallecidas" o extraviadas.

Unas cuarenta personas han sido albergadas en la iglesia de la localidad, mientras continúan las labores de asistencia, añadió la fuente.

El alud se produjo por la acumulación de humedad en una de las laderas, que al colapsar provocó el flujo de lodo que bajó por la quebrada que da a Oyacachi.

Además, del COE de Quito, en la operación de emergencia han participado personal de la Secretaría de Gestión de Riesgos, de la Policía y del cuerpo de Bomberos de la capital.

Sobre este suceso, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en su habitual informe de los sábados, envió un saludo y la solidaridad de su Gobierno con los pobladores de Oyacachi.

"Todo nuestro apoyo" a la comunidad afectada, dijo Correa, al precisar que el alud, según los últimos informes, ha dejado 20 viviendas afectadas, once "totalmente destruidas", 200 personas evacuadas y "41 familias damnificadas que ha perdido sus casas".

La titular de la Secretaría de Gestión de Riesgos, María del Pilar Cornejo, dijo por su parte que todavía se realizan acciones para atender la emergencia.

"Gracias a Dios no tenemos ninguna víctima que lamentar", reiteró Cornejo.

Las fuertes precipitaciones en varias regiones del país han generado en los últimos días deslizamientos de tierras, que han provocado el cierre de algunas carreteras.

Se espera que la época de lluvias remita con la llegada del llamado "verano ecuatorial", caracterizado por el buen tiempo. EFE