¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Birmania pide un trato "justo" por sus acciones en la crisis de refugiados

Birmania (Myanmar) pidió a la ONU un trato "justo e imparcial" sobre sus acciones en la crisis migratoria en el Sudeste de Asia mientras prepara la deportación a Bangladesh de más de 700 inmigrantes que desembarcaron el miércoles en el oeste del país.

Bangkok, 4 jun (EFE).- Birmania (Myanmar) pidió a la ONU un trato "justo e imparcial" sobre sus acciones en la crisis migratoria en el Sudeste de Asia mientras prepara la deportación a Bangladesh de más de 700 inmigrantes que desembarcaron el miércoles en el oeste del país.

Varios países de la región y organizaciones internacionales han señalado a Birmania como responsable del éxodo de inmigrantes, muchos de ellos rohinyá, una minoría musulmana que huye de la persecución que sufre en este país.

En una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el presidente del parlamento, Shwe Mann, instó al Consejo de Seguridad a ser "justo e imparcial" en sus declaraciones sobre Myanmar, "que se encuentra en un proceso de implementación de reformas democráticas".

Sobre la crisis migratoria, Shwe Mann pidió a organizaciones nacionales e internacionales que "ejerzan gran cuidado para evitar crear malentendidos sobre nuestro país y agravar las tensiones sectarias y el conflicto".

"Considerando la paz y seguridad del mundo, incluido Myanmar, la comunidad internacional debe adoptar un enfoque objetivo e imparcial", dijo Shwe Mann en la carta publicada hoy por el diario estatal Global New Light of Myanmar.

La misma edición del periódico publica un comunicado del ministerio de Exteriores que asegura que el gobierno birmano trabaja para repatriar a los refugiados que han llegado al país en los últimos días tras pasar semanas atrapados en barcos en alta mar.

Los últimos en desembarcar fueron 734 personas, incluidos mujeres y niños, de una embarcación que la marina birmana interceptó cerca del litoral del país hace seis días y que ayer fueron alojadas en campos temporales cerca de la frontera con Bangladesh.

Estos se añaden a otros 208 que llegaron el 21 de mayo y que siguen retenidos en la misma zona a la espera de ser deportados a Bangladesh, asunto que las autoridades birmanas discutieron ayer con el embajador bangladeshí.

"Myanmar ofrece alojamiento temporal a la gente de los barcos por razones humanitarias y urge a la contraparte bangladeshí a recibir con toda prontitud a estas personas una vez completado el proceso de verificación", indicó el comunicado.

Una veintena de países se reunieron el viernes en Bangkok para abordar la crisis de refugiados sin poder acordar ninguna medida para poner fin a la persecución que sufren los rohinyá, considerados inmigrantes ilegales por las autoridades birmanas.

Desde 2012, 153.300 rohinyá o alrededor de un 10 por ciento de los que viven en Birmania, han embarcado en barcos operados por redes de trata de personas para intentar llegar a Malasia, según la estimación de la organización Arakan Project.EFE

Cargando