¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Exposición de religiones caribeñas en Taiwán atrae numerosos visitantes

Una exposición de religiones caribeñas en Taiwán, en especial del vudú de Haití, atrae a numerosos visitantes, a pesar de que la isla está en la época llamada de las Lluvias de las Cerezas y el tiempo no acompaña.

Taipei, 25 may (EFE).- Una exposición de religiones caribeñas en Taiwán, en especial del vudú de Haití, atrae a numerosos visitantes, a pesar de que la isla está en la época llamada de las Lluvias de las Cerezas y el tiempo no acompaña.

La exposición en el Museo de las Religiones del Mundo, situado en el Nuevo Taipei, sigue a otras sobre las culturas maya e inca y sobre el Día de Muertos en México, y exhibe más de 300 objetos relacionados con las religiones caribeñas.

La muestra, que abrió el primero de abril y cierra el 14 de junio, atraído a decenas de miles de visitantes, interesados en la realidad caribeña, que han podido visitar sus cinco secciones: historia de Haití, rituales del vudú, artículos religiosos para dar culto a los espíritus serviles y los utilizados en el culto al supremo creador.

Los objetos expuestos proceden de la Oficina Nacional de Etnología de Haití, colecciones privadas y algunos artículos históricos y religiosos descubiertos de los escombros y ruinas del terremoto que sacudió al país caribeño en enero del año 2010.

Destacan en la muestra los objetos para el altar, vestimentas e instrumentos musicales utilizados en los rituales en el culto a los espíritus.

"Es algo increíble: la mezcla de África y Europa, del catolicismo y las religiones animistas", dijo a Efe Anna Kao, una de las visitantes, joven empresaria de Taipei con negocios en Latinoamérica.

Haití es uno de los 12 países de Latinoamérica y el Caribe y de los 22 en todo el mundo que mantienen lazos diplomáticos con Taiwán y no con China.

Latinoamérica y el Caribe son el más importante bastión de la diplomacia taiwanesa que considera estos lazos diplomáticos como una prueba de que la isla es un país soberano e independiente, cosa que Pekín niega. EFE

Cargando