¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El juicio contra exministro de Seguridad chino se retrasa, según diario

El juicio contra el ex ministro chino de Seguridad Zhou Yongkang, el líder de mayor peso en ser procesado por corrupción desde la fundación de la República Popular en 1949, fue retrasado en un intento de las autoridades de "fortalecer" las acusaciones contra él, publica hoy la prensa independiente.

Pekín, 11 may (EFE).- El juicio contra el ex ministro chino de Seguridad Zhou Yongkang, el líder de mayor peso en ser procesado por corrupción desde la fundación de la República Popular en 1949, fue retrasado en un intento de las autoridades de "fortalecer" las acusaciones contra él, publica hoy la prensa independiente.

Diversas fuentes anónimas confirmaron al rotativo "South China Morning Post" que el juicio contra Zhou, acusado de "aceptar sobornos, abuso de poder y revelar intencionadamente secretos de Estado", estaba previsto para finales de abril, si bien fue pospuesto por razones que se desconocen.

No obstante, según el diario de Hong Kong, las especulaciones crecen en torno a la posibilidad de que el exministro haya retirado cualquier confesión que haya podido hacer desde que fuera detenido a mediados de 2013 y de que sea él mismo quien vaya a encargarse de su defensa.

En China es común que las confesiones que los funcionarios realizan durante el proceso de investigación sean utilizadas luego como pruebas ante el tribunal.

"Los casos en los que están envueltos altos cargos generalmente transcurren de acuerdo al plan previsto, ya que la mayoría confiesa los cargos antes del juicio", dijo un abogado con experiencia en estos asuntos, quien consideró que retractarse de ellas "no ayudaría mucho".

La acusación oficial contra Zhou, el paso definitivo hacia el juicio más importante que se celebrará en el país en décadas, se produjo a principios de abril.

De ser considerado culpable, las penas máximas a las que se podría enfrentar son la pena capital por "aceptar sobornos", y siete años de prisión por cada uno de los otros delitos restantes, "revelar secretos de Estado" y "asuntos de poder".

En esta situación, si Zhou "sintió" que el tribunal podría sentenciarle a pena de muerte, el exministro podría haberse echado para atrás y haber retirado su confesión pensando en implicar a otros funcionarios que de otro modo hubieran salido airosos, opinó el comentarista político Zhang Lifan.

Otra fuente destacó la posibilidad de que Zhou vaya a defenderse a sí mismo en el juicio -que se celebrará en Tianjin, a 120 kilómetros al este de Pekín- lo que, en el caso de que sea un proceso "abierto", daría al antiguo "zar" una "importante plataforma".

El diario también confirma a través de otra fuente anónima que los dos hijos del exministro, Zhou Bin y Zhou Han, han sido detenidos, de lo que aún no hay confirmación oficial.

Ministro de Seguridad Pública entre 2002 y 2007 y miembro, entre 2007 y 2012, del todopoderoso Comité Permanente del Partido Comunista, Zhou, que comenzó su carrera al mando de la China National Petroleum Corporation, es poseedor de uno de los currículos más extensos de la actual jerarquía comunista.

Su caso se ha convertido en el mayor "logro" de la campaña anticorrupción iniciada por el presidente Xi Jinping a su llegada al poder, que algunos, no obstante, ven como un intento de éste por debilitar a la facción del Partido que le es menos afín. EFE

Cargando