¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Quilapayún celebra su 50 aniversario recreando el tiempo de la Unidad Popular

Un camión con obreros que gritan y agitan pancartas llega hasta el palacio presidencial de la Moneda y de él descienden los componentes de Quilapayún, quienes a continuación suben al escenario para dar un concierto que marca medio siglo de trayectoria artística y militancia política.

Camila Vera

Santiago de Chile, 26 abr (EFE).- Un camión con obreros que gritan y agitan pancartas llega hasta el palacio presidencial de la Moneda y de él descienden los componentes de Quilapayún, quienes a continuación suben al escenario para dar un concierto que marca medio siglo de trayectoria artística y militancia política.

En una abarrotada plaza de la Constitución, frente a la sede del Gobierno, la agrupación folclórica más famosa y veterana de Chile, inició un concierto la noche del sábado que se prolongó hasta la madrugada de este domingo en el que rememoraron los años de la presidencia de Salvador Allende (1970-1973) y la música de los inolvidables cantautores Víctor Jara y Violeta Parra.

Con "Plegaría a un Labrador" abrieron el homenaje al gobierno de la Unidad Popular, la coalición de partidos políticos de izquierda liderada por Allende, que en el recital cobró vida cuando un actor subió al escenario para dar un discurso en el que fustigó a los políticos que en este siglo XXI abandonan sus ideales y protagonizan sonados escándalos de corrupción.

Otro de los invitados -éste indeseado- a la celebración fue el dictador Augusto Pinochet (1973-1990), caracterizado en un muñeco gigante hinchado de helio que acabó siendo derribado por las palabras de los músicos de Quilapayún, agrupación que tuvo que exiliarse tras el cruento golpe militar de 1973.

Quilapayún se formó en los años sesenta inspirándose en los sonidos andinos a los que incorporaron mensajes con un fuerte contenido social, propio de aquella convulsiva época, y se consolidaron durante la etapa del gobierno de Salvador Allende, quien les nombró embajadores culturales.

Durante su exilio en Europa, simbolizaron la resistencia a la dictadura chilena, un actitud que mantienen vigente hasta estos días, en los que perviven como una de las agrupaciones más representativas de la llamada Nueva Canción Chilena.

Durante el recital de esta noche uno de los edificios contiguos a La Moneda fue iluminado para proyectar la imagen del cantautor Víctor Jara, torturado y asesinado por el aparato represor de la dictadura el 16 de septiembre de 1973, y con sus palabras de fondo Quilapayún interpretó "Te recuerdo Amanda".

Jara fue parte de la agrupación cuando se sumó como director artístico, definiendo su puesta en escena e incorporando sus característicos ponchos negros, que hasta hoy mantienen sus integrantes simbolizando el luto por la muerte del músico, quien recibió 44 balazos y cuyas manos fueron destrozadas por las culatas de los fusiles.

En medio del espectáculo, cayeron del cielo papelitos blancos que llenaron el escenario, donde súbitamente apareció el músico chileno Manuel García, quien interpretó "El Cigarrito" de Jara.

Después, las luces del escenario enfocaron a una mujer vestida como trabajadora y se comenzó escuchar "Vamos, mujer", parte de la obra más emblemática del grupo, La Cantata de Santa María de Iquique.

Esta pieza musical, compuesta por dieciocho piezas musicales, narra la masacre ocurrida en Santa María de Iquique a comienzos del siglo XX, en la que fueron asesinados 3.500 trabajadores, mujeres y niños que protestaban para reivindicar sus derechos laborales, una obra que Quilapayún suele interpretar parcialmente en casi todos sus conciertos.

En la celebración número 50 no faltó otro de los emblemáticos representantes del canto popular chileno, el grupo Inti Illimani, cuyos integrantes también padecieron el exilio y quienes cantaron junto a los homenajeados "El Aparecido".

Al finalizar, las miles de personas que abarrotaban la plaza de La Ciudadanía, frente a la sede presidencial, pedían una de las canciones más reconocidas de protesta, "El pueblo unido jamás será vencido", un tema que fue interpretado por todos los músicos que participaron en la celebración. EFE

cv/mf/fpa

Cargando