Escuche ahora

Carrusel Deportivo

Steven Arce


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Encuentran en México fuente radiactiva que fue robada la semana pasada

Las autoridades mexicanas recuperaron hoy el contenedor con material radiactivo robado la semana pasada en el estado de Tabasco, en el sureste del país, el cual no fue abierto ni manipulado, informaron fuentes oficiales.

(Actualiza con comunicado de la Secretaría de Gobernación)

México, 22 abr (EFE).- Las autoridades mexicanas recuperaron hoy el contenedor con material radiactivo robado la semana pasada en el estado de Tabasco, en el sureste del país, el cual no fue abierto ni manipulado, informaron fuentes oficiales.

La fuente de iridio-192, utilizada en radiografía industrial móvil, fue abandonada bajo un puente de un punto de la carretera de Cárdenas a Cunduacán, a unos 20 kilómetros de la zona donde fue robada, indicó la Secretaría de Gobierno de Tabasco.

"Para tranquilidad de todos, les informo que ya fue recuperada hoy la cápsula de iridio-192 robado" en el municipio de Cárdenas, comentó el gobernador del estado de Tabasco, Arturo Núñez, en su cuenta oficial de la red social de Twitter.

"La fuente no fue abierta, ni manipulada en su blindaje, por lo cual aún conserva sus condiciones de seguridad", apuntó la Secretaría de Gobernación en un comunicado.

Expertos de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) verificaron en el lugar "la identidad y condiciones de seguridad de la fuente radiactiva, así como para el levantamiento del acta de inspección correspondiente ante el Ministerio Público Federal", precisó.

La Secretaría de Gobernación indicó que el material se encuentra bajo resguardo en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Tabasco.

Además, anunció el levantamiento de la alerta que Protección Civil emitió en los estados de Tabasco, Campeche, Chiapas, Oaxaca y Veracruz, tras el robo de la fuente radiactiva el 13 de abril pasado de un vehículo de la empresa Garantía Radiográfica e Ingeniería.

Las autoridades advirtieron entonces que el material "podría causar lesiones permanentes a la persona que la manipule o que estuviese en contacto con ella durante un tiempo breve (de minutos a horas)". EFE

jth/pmc/lnm