¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Investigado por corrupción vicepresidente de gigante chino del acero Baosteel

El vicepresidente del gigante siderúrgico chino Baosteel, la acería más emblemática de China y una de las más grandes, está siendo investigado como sospechoso de prácticas corruptas, en un nuevo paso de la campaña anticorrupción del presidente chino, Xi Jinping, ahora contra las firmas estatales.

Shanghái (China), 1 abr (EFE).- El vicepresidente del gigante siderúrgico chino Baosteel, la acería más emblemática de China y una de las más grandes, está siendo investigado como sospechoso de prácticas corruptas, en un nuevo paso de la campaña anticorrupción del presidente chino, Xi Jinping, ahora contra las firmas estatales.

Según anunció la Comisión Central para la Inspección de la Disciplina del Partido Comunista de China (PCCh) en Shanghái, el directivo, Cui Jian, de 55 años, es sospechoso de "serias violaciones de la disciplina", un eufemismo habitual en el país para describir las prácticas corruptas.

De hecho, varios inspectores de la comisión del PCCh visitaron la acería shanghainesa durante el mes pasado, según revela hoy el diario independiente "South China Morning Post".

A principios de año, Wang Qishan, que encabeza la campaña anticorrupción impulsada por Xi Jinping, ya anunció que su primera ronda de trabajo de 2015 se centraría en la investigación de 26 firmas estatales energéticas, de telecomunicaciones, transporte, minería y construcción.

Desde entonces se había investigado ya oficialmente a al menos ocho directivos de distintas firmas estatales, como la Red Eléctrica del Sur de China, la Corporación Nacional del Petróleo de China (CNPC) y el grupo automotriz FAW, y el caso de Cui es ahora uno de los más relevantes, dado el peso de Baosteel en el sector.

La siderúrgica shanghainesa suele ser considerada la mayor del gigante asiático, y los precios de sus productos de acero suelen marcar la referencia para todo el sector en el mercado chino.

De hecho, durante los años en que las acerías y las grandes mineras mundiales negociaban cada año los precios internacionales del hierro, Baosteel solía representar a China en las conversaciones, en nombre de todo el sector.

A los ocho altos ejecutivos cuya investigación por posible corrupción se ha publicado desde enero se suman también los más de 400 directivos de firmas estatales y gobiernos locales chinos que fueron investigados o juzgados por corrupción en todo el país en 2014, después de llevarse a cabo auditorías sobre sus gestiones.

Hace unos días el propio Wang recordó que los 87 millones de miembros del PCCh están obligados a cumplir con la disciplina del partido, que es más estricta que la ley china. EFE

Cargando