¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Seis Años de cárcel a uigur en China por llevar barba y causar disturbios

Un tribunal chino de la región de Xinjiang ha sentenciado a un ciudadano de etnia uigur, de religión musulmana, a seis años de cárcel por provocar problemas, "dejarse crecer la barba" y alentar a su mujer a que se cubra, una práctica que desaconsejan las autoridades, informa un medio local.

Pekín, 30 mar (EFE).- Un tribunal chino de la región de Xinjiang ha sentenciado a un ciudadano de etnia uigur, de religión musulmana, a seis años de cárcel por provocar problemas, "dejarse crecer la barba" y alentar a su mujer a que se cubra, una práctica que desaconsejan las autoridades, informa un medio local.

El portal de noticias Youth.cn publicó el domingo que un tribunal de la ciudad de Kashgar, en Xinjiang, condenó a seis años de prisión a un hombre de 38 años por llevar la barba larga y alentar a su esposa a "taparse la cara".

Ambos fueron declarados culpables de "causar problemas", un delito impreciso comúnmente usado por las autoridades chinas, y por el que la esposa, que según el diario se viste con velo y burka, fue condenada a dos años de prisión.

La sentencia se produce después de diversas medidas impulsadas por las autoridades chinas en Xinjiang, donde conviven chinos de la minoría étnica uigur -de religión musulmana- y han -la mayoritaria en el país-, de cara a desincentivar el uso de prendas para cubrirse el cuerpo en el caso de las mujeres o la práctica de dejarse crecer la barba, en el de los hombres.

El pasado enero entró en vigor en Xinjiang una normativa que prohíbe vestir en público velos que cubran toda la cara y trajes que tapen el cuerpo, como el burka.

Otras ciudades de la región ya habían implementado anteriormente medidas que impiden, por ejemplo, utilizar los autobuses a las mujeres cubiertas con velo o a los hombres con barba abundante.

Estas dos prácticas son relacionadas por el Gobierno chino con el extremismo religioso, al que atribuyen la violencia que se ha recrudecido en los últimos dos años en Xinjiang.

Entre 2013 y 2014 el conflicto entre uigures y fuerzas de seguridad provocó alrededor de 200 muertos, según cifras oficiales, además de numerosas sentencias a muerte contra condenados -la mayoría, uigures- por algunos ataques.

La pareja sentenciada en Kashgar "había recibido numerosas advertencias" en este sentido, antes de ser procesados y condenados, según señalaron funcionarios locales, recoge el medio citado.

Pekín atribuye la violencia a grupos extremistas e independentistas, ligados a organizaciones en el extranjero, grupos de uigures en el exilio denuncian que la violencia es consecuencia de años de represión por parte de las autoridades a la cultura del pueblo uigur.

"Hay gente que simplemente ya no puede más", comentó a Efe uno de los portavoces más conocidos del Congreso Mundial Uigur, Dilxat Raxit, recientemente. EFE

Cargando