Escuche ahora

La Luciérnaga

Gustavo Gómez


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

cerrar

Nuevas revelaciones en el caso Pretelt

Nuevos familiares involucrados, investigación a De la Espriella y a un magistrado auxiliar.

A medida que pasan los días crece el escándalo por el presunto soborno de $500 millones de pesos que el magistrado Jorge Pretelt le habría pedido al abogado Víctor Pacheco para que la Corte Constitucional fallara una tutela a favor de Fidupetrol

También se habla de un predio en disputa que la esposa del magistrado Pretelt, la procuradora Martha Ligia Patrón, habría comprado en 2003 a Manuel Gregorio Hernández Soto, por $5 millones de pesos y que después le habría vendido a su marido por $19 millones

 Mientras la familia de Manuel Gregorio Hernández, un viudo que falleció hace dos años, adelanta una batalla para la restitución del predio que asegura es de 53 hectáreas, el abogado de Pretelt, Abelardo de la Espriella, dice que son 35 hectáreas donde Ricardo Pretelt Torres, el papá del magistrado dejó vivir a los ahora reclamantes

Caracol Radio investigó cuál es el estado actual del predio y pudo establecer que en este momento no hay ninguna solicitud de la Unidad de Restitución de Tierras para sacarlo del mercado. Incluso esas hectáreas hacen parte de una hipoteca abierta a nombre de el Gran Banco

 Sorprende, porque según el expediente que tiene en su poder Caracol Radio, el 19 de noviembre de 2011 Manuel Hernández radicó en el Registro de Hechos Atribuibles a Grupos Organizados al Margen de la Ley, que maneja la fiscalía, la venta bajo presión que hizo de su predio el 4 de enero de 2002

 De su puño y letra se puede leer que grupos armados lo obligaron a vender su predio. Dice textualmente: “Fue vendido por presión, de lo cual entró en la venta 16 vacas, 7 caballos, 150 palmas de coco, 9 marranos, 250 matas de plátano, 10 palos de aguacate, 10 palos de mandarino, 3 palos de mamón, 3 hectáreas de yuca, 2 hectáreas de maíz, 1 hectárea de arroz, 80 gallinas, 8 pollos, 50 gallinetas, 60 patos, 10 palos de naranjo, 2 represas con 200 mojarras, media hectárea de zapoche, 150 matas de… y un corral de vareta (sic) y un corral de alambre. 4 casas de palma y sercada (sic) en tabla, 2 baúles, 1 batea grande, 4 tanques de cemento, 4 canecas de plástico, 4 burros”

 Con el paso de los días aumentan los personajes vinculados a esta historia como el exmagistrado Rodrigo Escobar Gil y quien fuera su magistrado auxiliar Antonio José Cepeda, actualmente vinculado al despacho del magistrado Luis Guillermo Guerrero

 Según los registros de las entradas que el abogado Víctor Patiño hizo al Palacio de Justicia, entre julio y noviembre de 2014 estuvo visitando en tres oportunidades al magistrado auxiliar Cepeda. Sorprende el registro del 11 de agosto, cuando el abogado de Fidupetrol llegó a las 10 y 28 de la mañana y salió a las 3 de la tarde

 Sobre el nombre del exmagistrado Rodrigo Escobar Gil se tejen varias historias, como aquella que reveló ‘Un Pasquín’, que dirigía Vladdo, sobre los correos que intercambió con cabecillas del paramilitarismo, como Carlos Castaño, para lograr la liberación de su novia Soraya Daza Fernández, secuestrada en junio del 2002 por las AUC

 O como la referencia que hizo el entonces presidente de la Corte Suprema, Yesid Ramírez, de haberlo visto en Valledupar en compañía del polémico Giorgio Sale, quien se llevó a la tumba los secretos de cómo habría comprado a los magistrados de las altas cortes

 O por su actuación en el caso Dragacol, donde la Fiscalía solicitó que fuera investigado por expresiones irrespetuosas frente a la administración de justicia

 A todo este escándalo se suma la versión que Juan Carlos el “tuso” Sierra entregó a la Corte Suprema, según la cual los paramilitares presos en Itaguï por solicitud del abogado Abelardo de la Espriella organizaron una recolecta de $4.000 millones de pesos para tocar a los magistrados de la Corte Constitucional y obtener un fallo de tutela que dijera que el delito de las autodefensas era el de sedición, lo que les hubiera permitido un perdón y su participación en política

 El abogado de La Espriella le dijo a Caracol que “el “tuso” Sierra es un delincuente confeso y un mitómano”. Aseguró que ha enfrentado un centenar de denuncias que han terminado en archivo. Sin embargo hay que decir que desde mayo del año pasado la fiscalía, por mandato de la Corte Suprema, investiga al abogado por supuesto enriquecimiento ilícito. El caso está en manos de la policía judicial que adelanta la recolección de pruebas para determinar si sigue adelante con la investigación o la archiva

 Señaló que la presunta tutela a la que se refiere Sierra habría sido presentada en 2008. Para esa época hacían parte de la Corte Constitucional Rodrigo Escobar Gil, Clara Inés Vargas, Marco Gerardo Monroy, Jaime Córdoba Triviño, Manuel José Cepeda, Jaime Araujo Rentería, Mauricio González, Nilson Pinilla y Humberto Sierra Porto

 Lo cierto es que este escándalo de soborno en la Corte Constitucional tiene hoy tres frentes de acción: La Comisión de Acusación, la Fiscalía General de la Nación y el Consejo Seccional de la Judicatura, que ya investiga al abogado Pacheco y al exmagistrado Escobar Gil, quien pese a ser abogado de Fidupetrol le habló a Mauricio González del proceso que estaba en su despacho

 Los tres casos dependen de las pruebas que entregue el abogado Víctor Pacheco, quien de entrada debe responder por qué espero casi un año a la elección de Jorge Pretelt como presidente de la Corte Constitucional para hacer público este escándalo.