¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cartes reconoce que tuvo dos cuentas en HSBC tras aparecer en Lista Falciani

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, reconoció hoy que tuvo dos cuentas en el banco HSBC en Suiza después de que su nombre apareciera en la "Lista Falciani", que incluye los clientes de la entidad con cuentas opacas, 82 de ellos vinculados a Paraguay por depositar hasta 45,9 millones de dólares.

Asunción, 10 feb (EFE).- El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, reconoció hoy que tuvo dos cuentas en el banco HSBC en Suiza después de que su nombre apareciera en la "Lista Falciani", que incluye los clientes de la entidad con cuentas opacas, 82 de ellos vinculados a Paraguay por depositar hasta 45,9 millones de dólares.

Cartes, acaudalado empresario que llegó al poder en agosto de 2013 como líder del conservador Partido Colorado, abrió dos cuentas en el HSBC de Suiza en 1989 y las cerró en 1991, según explicó en un comunicado difundido en sus redes sociales.

"Cabe resaltar que la apertura de cuentas en bancos del exterior es y siempre ha sido una actividad legal en nuestro país", declaró el mandatario paraguayo.

Horacio Manuel Cartes Jara fue registrado en el HSBC como "agente de turismo" siete días después de que se constituyera la sociedad Cambios Amambay, ahora Banco Amambay, entidad mencionada en un documento confidencial de la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires dirigido al Departamento del Tesoro en Washington y filtrado por Wikileaks.

Esa misiva señala que el extitular de la Secretaría Antidrogas de Paraguay, Hugo Ibarra, le dijo a un interlocutor estadounidense que "el 80 por ciento del lavado de dinero en Paraguay se mueve a través de esa institución bancaria".

El comunicado oficial del presidente critica las publicaciones del diario paraguayo ABC Color, que participó de la investigación periodística que destapó su nombre, promovida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

"El artículo también trata de vincular estas cuentas con un proceso jurídico que terminó hace décadas y no tiene relación alguna. Son causas juzgadas, noticias desgastadas, que han sido suficientemente aclaradas por varios años", reza el texto del mandatario.

Según Cartes, en ocasiones anteriores "se han cuestionado" sus actividades como empresario y "se ha demostrado una y otra vez que todo se realizó de manera transparente y de acuerdo a la ley".

Según la pesquisa del ICIJ, Cartes, nacido en Asunción el 5 de julio de 1956, creó las cuentas en Suiza dos meses antes ser enviado a la cárcel, tras ser acusado de participar de un presunto escándalo de evasión de divisas por el que pasó unos cinco meses preso y la Justicia le decomisó unos 800 millones de guaraníes (unos 200.000 dólares de 1989).

Cartes es dueño de un conglomerado de unas 25 empresas dedicadas a negocios del tabaco, los licores y refrescos, la ganadería y la banca.

También destacó en su comunicado que el Grupo Cartes, cuya administración está delegada desde que asumió la Presidencia, "es uno de los principales contribuyentes del Estado y generador de más de 3.000 puestos de trabajo".

A lo largo de la pasada década, lo investigaron en Brasil, y también la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y otras agencias de inteligencia estadounidenses, por lavado de dinero y contrabando de cigarrillos, y en Paraguay por la aparición de cargamentos de droga en alguna de sus propiedades, mas como destacan sus representantes nunca fue procesado.

En la denominada "Lista Falciani" figuran "miles de clientes del HSBC de Ginebra", como el fallecido presidente del Banco Santander Emilio Botín; el rey de Marruecos, Mohamed VI, y el rey de Jordania, Abdalá II.

Esa lista fue elaborada con la información de la sucursal en Ginebra del banco británico HSBC que el informático Hervé Falciani grabó en un CD y entregó a la Hacienda francesa en 2009.

Según las informaciones publicadas por los diarios, por el HSBC habrían pasado 180.000 millones de dólares que habrían servido para el fraude fiscal, el blanqueo de dinero y financiar el terrorismo internacional. EFE

Cargando