Escuche ahora

La Luciérnaga

Gustavo Gómez


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Hospital de Quibdó ¿En mal estado o un mal del Estado?

Actualmente el hospital atraviesa una situación financiera grave, por la demora en los pagos por parte de las EPS.

En una sala de urgencias, así debería estar el principal hospital de Quibdó, San Francisco de Asís, sus paredes, pasillos y cuartos reflejan los males de una capital aparentemente pobre y abandonada

Al hospital San Francisco de Asís, llegan las personas con sus dolencias y enfermedades, algunas otras con  la dolorosa felicidad de dar a luz, sin embargo el inadecuado estado de estas instalaciones dificulta la labor de los médicos que trabajan, como ellos mismos lo dicen, "con las uñas".

 
En este centro de salud las camas están en pésimo estado, a las paredes se las come la humedad, los baños botan agua por debajo de las puertas, en definitiva no es un lugar en el que las personas logren sentirse mejor.
 
Actualmente el hospital atraviesa una situación financiera grave, principalmente por la demora en los pagos por parte de las EPS. 
 
"Tenemos un deficit de 14 mil millones de pesos como cuentas por cobrar de los cuales Caprecom, que es nuestro mayor acreedor, nos debe 8 mil millones de pesos", cuenta Walter Bravo, jefe interno.
 
A los trabajadores no les pagan desde hace 3 meses, inclusive aún les deben los sueldos de los meses de febrero y abril del año 2014.
 
La situación es preocupante, dice el defensor del Pueblo Jorge Armando Otalora, razón por la que decidió enviar una comunicación a los magistrados de la Corte Constitucional en la que les informaba sobre el precario estado de este hospital.
 
Y precisamente, respondiendo a este llamado, los magistrados Jorge Iván Palacio y Gabriel Eduardo Mendoza junto con el ministerio de Salud Alejando Gaviria realizaron una inspección al lugar en donde pudieron constatar lo expresado por Otalora.
 
"Aquí tenemos un reto que es de todos y celebro que la Corte Constitucional nos esté apoyando, esto también es un desafío para el gobierno local, este es un hospital que lleva intervenido mucho tiempo hoy tenemos afortunadamente un buen interventor, una persona que está tratando de sacar adelante el hospital en condiciones adversas. Esto es una construcción colectiva", dice el ministro de Salud, Alejandro Gaviria. 
 
Se espera que esta visita sirva para que la Corte imparta una serie de instrucciones al Gobierno que permita mejorar la prestación del servicio de salud, pero mientras tanto, mientras el Gobierno y magistrados vienen y los visitan, los habitantes de Quibdó solo quieren un hospital y no un dolor de cabeza.