¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Celac muestra división sobre su propio futuro e independencia de Puerto Rico

Los desacuerdos sobre el futuro de la propia Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la independencia de Puerto Rico marcaron hoy el fin de las reuniones técnicas de la tercera cumbre de esa instancia, que se celebrará el miércoles y jueves próximos en Costa Rica.

San José, 26 ene (EFE).- Los desacuerdos sobre el futuro de la propia Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la independencia de Puerto Rico marcaron hoy el fin de las reuniones técnicas de la tercera cumbre de esa instancia, que se celebrará el miércoles y jueves próximos en Costa Rica.

Las comisiones técnicas, que se reunieron entre el domingo y hoy, no pudieron alcanzar un consenso sobre la declaración final de la cumbre a raíz de esos desacuerdos, dijo el vicecanciller costarricense, Alejandro Solano, al cierre de las reuniones.

Solano explicó que hay división entre los miembros de la Celac acerca del futuro de este foro, creado en 2011 por iniciativa del entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez (1999-2013), e integrado por todos los países americanos, excepto Estados Unidos y Canadá.

"Para algunos países la Celac no debe constituirse aún en un organismo. Para otros debe ir dando pasos hacia conformarse en un futuro próximo en un organismo internacional con secretaría, estructura y capacidad jurídica para vincularse en la agenda internacional", declaró Solano.

También hay divergencias en temas comerciales como las posiciones que debería asumir la Celac sobre la Ronda de Doha.

El caso de Puerto Rico, que es un Estado Libre Asociado de Estados Unidos y no pertenece a la Celac, surgió como elemento inesperado de desacuerdo entre las comisiones técnicas.

El viceministro costarricense de Relaciones Exteriores indicó que el debate surgió porque algunos países impulsan "una agenda que promueva la independencia de Puerto Rico".

Sin embargo, Solano remarcó que "las posiciones en la región sobre lo que deben ser las políticas de la Celac hacia Puerto Rico son completamente disímiles".

"Hay un grupo que apoya que la independencia de Puerto Rico debe ser una decisión del pueblo y otros que opinan que Estados Unidos debe liberar ya a Puerto Rico", explicó el vicecanciller costarricense.

Solano dijo que se espera que los desacuerdos sobre la declaración final sean superados en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores que se celebrará mañana.

La cumbre de la Celac está dedicada principalmente a establecer una estrategia para erradicar la extrema pobreza de los 33 países de Latinoamérica y el Caribe que integran esa instancia.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dijo por su parte en otra conferencia de prensa que la lucha contra la pobreza extrema debe concentrarse en sectores vulnerables, como indígenas, afrodescendientes, mujeres y jóvenes.

Abogó por que se reconozcan "las grandes asimetrías" que este problema muestra en la región, pues hay "países donde la pobreza es mucho mayor" que en otros.

El canciller costarricense, Manuel González, dijo, en tanto, que esta región debe plantearse una iniciativa similar a la de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas, que sea "el eje central del combate a la pobreza".

Instituciones como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) están abiertas a trabajar con la Celac en programas contra el hambre y la pobreza, apuntó Solís.

El gobernante adelantó que, en la declaración final, la Celac reiterará su respaldo al acuerdo de Estados Unidos y Cuba, anunciado el 17 de diciembre pasado, encaminado a normalizar sus relaciones diplomáticas, rotas desde 1961.

"Esperamos que tendrá un gran éxito" esa negociación, añadió, e indicó que la Celac también reiterará su rechazo al embargo económico de Estados Unidos contra Cuba, "igual que (lo ha hecho en) otras cumbres", agregó.

En esta tercera cumbre, Solís entregará la presidencia pro témpore de la Celac a su homólogo de Ecuador, Rafael Correa.

Hasta ahora, los únicos presidentes que han cancelado su presencia en la cumbre son los de Paraguay, Horacio Cartes; de México, Enrique Peña Nieto, y de Argentina, Cristina Fernández.

Además de la declaración final, las comisiones técnicas han trabajado en los textos de un plan de trabajo y de más de una veintena de declaraciones especiales sobre diversos temas.

La III Cumbre de la Celac que se llevará a cabo en la localidad de Belén, provincia de Heredia, a unos 15 kilómetros al oeste de San José, será la mayor cita presidencial que ha albergado Costa Rica en su historia, por encima de la Cumbre del Grupo de Río de 2002 y de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno de 2004. EFE

lam/av/iu

Cargando