¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Por qué no estrenar "The Interview" puede ser un precedente peligroso para la libertad de expresión?

El presidente Obama aseguró que la cancelación del estreno de la película de Sony fue un error y muchos en Hollywood le dan la razón. ¿Puede esta decisión amenazar la libertad de expresión en la industria del cine?

Jaime González

BBC Mundo, Los Ángeles, @bbc_gonzalez

El presidente Barack Obama confirmó este viernes -como ya había hecho previamente el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés)- que Corea del Norte participó en el ciberataqueque sufrió hace tres semanas el estudio cinematográfico Sony Pictures.

En unas declaraciones muy comentadas, el mandatario aseguró que, en su opinión, la decisión del estudio de cancelar el estreno de "The Interview" -comedia cuyo argumento gira en torno a un plan para asesinar al líder norcoreano Kim Jong-un- fue "un error".

Lea: El FBI acusa al gobierno de Corea del Norte del hackeo a Sony

Según Obama, "esta era una oportunidad para demostrarles a los hackers que no cedemos a los chantajes".

"No podemos tener una sociedad en la que un dictador en algún lugar pueda empezar a imponer la censura aquí en EE.UU.", señaló el mandatario, quien dijo que su país responderá "de forma proporcionada" al ataque informático.

Obama se preguntó en la última rueda de prensa que celebró en la Casa Blanca este año, qué sucedería si a partir de este incidente productores y distribuidores empiezan a autocensurarse "para evitar ofender la sensibilidad" de regímenes como el de Corea del Norte.

El presidente de Sony Pictures, Michael Lynton, respondió a las declaraciones del mandatario asegurando que su estudio "no ha cedido" ante los hackers, sino que la decisión de las salas de cine de no exhibir la película, no les dejó otra opción que cancelar su estreno, que estaba previsto para el 25 de diciembre.

Lea: 7 secretos de Hollywood que reveló el hackeo a Sony Pictures

Consecuencias

Son muchos los que entienden el miedo de Sony a que los hacker materializaran sus amenazas de llevar a cabo ataques contra los cines que mostraran "The interview".

Además, según se ha sabido, en los últimos días, algunos de los grandes estudios habían presionado a Sony Pictures para que cancelara el estreno del filme, ante el temor de que los espectadores no acudieran a las salas de cine a ver sus películas el día de Navidad, uno de los más rentables del año.

Lea: ¿Por qué el argumento de "The Interview" desató la ira de Corea del Norte?

Pese a ello, en Hollywood existe la sensación generalizada de que la decisión de Sony podría tener consecuencias a largo plazo en la manera en la que se trabaja la industria del cine y la televisión, viéndose coartada su libertad artística y de expresión ante el temor de herir ciertas sensibilidades.

Actores, guionistas y directores de alto perfil han mostrado en las últimas horas su malestar por la cancelación del estreno de "The Interview".

George Clooney, Sean Penn, Ben Stiller, Rob Lowe, Aaron Sorkin, Judd Apatow o Michael Moore son algunos de los que han afirmado que no se puede ceder ante el chantaje de los piratas informáticos de GOP (Guardians of Peace - Guardianes de la Paz), que se han atribuido el ataque a Sony.

En el caso de Clooney, el actor mostró su malestar por la "poca solidaridad" con Sony que, en su opinión, ha habido en los últimos días, explicando que redactó un documento para que fuera respaldado por personajes de la industria cinematográfica en apoyo al estudio, que nadie quiso firmar.

El intérprete también criticó a los medios por concentrarse en los correos de los ejecutivos de la empresa filtrados por los hackers y no en investigar quién estaba detrás del ataque, que según los analistas, le costará a Sony decenas de millones de dólares, además de causar un grave daño a su reputación.

"Un desastre"

"Es un desastre todo lo que está pasando. La decisión de cancelar el estreno es terrible", asegura en conversación con BBC Mundo Richard Walter, profesor de la Escuela de Teatro, Cine y Televisión de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

"Las repercusiones van a ser enormes", asegura Walter quien se pregunta si "a partir de ahora para hacer una película o un documental habrá que recibir el visto bueno de las dictaduras internacionales".

"Sony ha manejado toda el tema del hackeo muy mal, pero lo peor ha sido la cancelación del estreno de la película. Va a hacer mucho daño a la libertad de expresión en la industria del cine y la televisión en EE.UU.".

"Lo justifican diciendo que temían que hubiera un ataque en una sala de cine, pero ese riesgo hace que tiempo que existe. Con esa decisión lo que hacen es honrar a los terroristas y animar a otros terroristas a que hagan lo mismo", considera el profesor de la UCLA.

Walter recuerda que "la primera enmienda de la Constitución de EE.UU. defiende la libertad de expresión y eso incluye a las películas".

"Hace más de siete décadas Charles Chaplin rodó ‘El gran dictador’, en la que ridiculizaba a Hitler y Mussolini, que en esa época eran los líderes de naciones importantes. ¿Creen que Chaplin debería no haber hecho esa película o que esta no debería haberse estrenado?".

Para Walter "los efectos de la decisión de Sony van a sentirse porque otros lunáticos y terroristas van animarse a hacer lo mismo que Corea del Norte y los estudios van a tener que replantearse sus proyectos para no ofender a nadie".

"¿Se imagina que todas la películas fueran inofensivas?"

"Precedente peligroso"

Rachel Ehrenfeld, directora del Centro Estadounidense para la Democracia (ACD, por sus siglas en inglés), también cree que la cancelación del estreno de "The Interview" ha sido "equivocada".

"Lo que hace a EE.UU. diferente de cualquier otro país es la relevancia que se le da a la libertad de expresión, un derecho que está incluido en la Constitución", señala Ehrenfeld en conversación con BBC Mundo.

"Es un precedente muy peligroso, aunque se trate de la decisión de una compañía privada. Estamos en EE.UU. y si nos quitan nuestra libertad de expresión, ¿qué nos queda? Es demasiado importante. (…) Espero que otras empresas no sigan el mismo camino".

Lea: Jefa de Sony Pictures se disculpa por bromear con la raza de Barack Obama

En opinión de Ehrenfeld, el ataque a Sony muestra lo poco preparadas que están las compañías estadounidenses para hacer frente a un ataque informático de esa magnitud.

La presidente de ACD cree que los responsables de Sony "deberían pensar en formas alternativas de exhibir la película, por ejemplo en internet, para demostrar que no tenemos miedo y no nos dejamos amedrentar por las amenazas."

"Mañana puede ser Irán el que haga las amenazas y ¿qué vamos a hacer? Los ataques informáticos son un arma más y nos hemos de preparar para ello y para responder de manera adecuada".

Scott Foundas, periodista de la revista Variety considera que la decisión de no estrenar "The interview" "es un mal precedente, aunque opina que "es comprensible, ya que Sony se encuentra en una posición muy precaria y no quiere más mala prensa".

"Para mi lo decepcionante ha sido cómo ha reaccionado Hollywood. Ha habido muy poca solidaridad entre los grandes estudios, que se ha distanciado de Sony y lo han presionado para que cancelara el estreno de la película, porque temían que el publico no fuera al cine a ver sus películas", asegura Foundas en conversación con BBC Mundo.

Por su parte Stephen Galloway, editor de la revista The Hollywood Reporter, cree que estudio no le quedaba otra opción ya que "si hubiera ocurrido algún incidente en algún cine, Sony hubiera tenido que enfrentar demandas por valor de decenas de millones de dólares y se hubiera creado un problema enorme".

"Es un precedente terrible, aunque Sony no tenía otra salida. Este ataque ha hecho mucho daño al estudio y van perder mucho dinero".

Cargando