¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Abbott: la toma con rehenes en Sídney fue un "horrible toque de atención"

El primer ministro australiano, Tony Abbott, calificó hoy como "horrible toque de atención" el asalto en una cafetería de Sídney, que se saldó con la muerte de dos rehenes y el secuestrador, y admitió que pudo ser prevenido.

Sídney (Australia), 18 dic (EFE).- El primer ministro australiano, Tony Abbott, calificó hoy como "horrible toque de atención" el asalto en una cafetería de Sídney, que se saldó con la muerte de dos rehenes y el secuestrador, y admitió que pudo ser prevenido.

Man Haron Monis, un clérigo musulmán de origen iraní con varios procesos abiertos por la justicia de Australia, tomó el café Lindt durante 17 horas hasta que intervino la Policía tras supuestamente oír disparos en su interior.

Además del asaltante, en el suceso murieron Katrina Dawson, una abogada y madre de tres hijos, y el gerente del café, Tori Johnson.

"Ha sido un horrible toque de atención y sí, la tragedia es que esto ha sucedido", dijo Abbott en una entrevista con la emisora 2GB.

"Es una atrocidad que podría haber sido prevenida y por ello es importante una investigación rápida y minuciosa", remarcó Abbott.

Monis estaba en libertad bajo fianza por su presunto vínculo como cómplice en el asesinato de su exmujer y era conocido por enviar cartas ofensivas a los familiares de los soldados australianos muertos en Afganistán.

Abbott ha pedido un informe que deberá terminarse a finales de enero, que examinará cómo Monis obtuvo asilo político y la residencia permanente en Australia, las ayudas sociales que recibió, sus procesos judiciales y cómo obtuvo un permiso de armas, entre otros asuntos.

La cadena ABC informó que Irán pidió hace unos 14 años la repatriación de Monis, a quien se le atribuyen delitos de fraude en ese país, pero que aparentemente no se concretó por la ausencia de un tratado de extradición entre Camberra y Teherán.EFE

Cargando