¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Senado mexicano aprueba ley que protege derechos de militares con VIH/sida

El Senado de México aprobó hoy por mayoría modificaciones a la ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas (ISSAFAM) que garantiza los derechos de los militares portadores de la Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

México, 15 dic (EFE).- El Senado de México aprobó hoy por mayoría modificaciones a la ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas (ISSAFAM) que garantiza los derechos de los militares portadores de la Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

La presidenta de la comisión de derechos humanos de la Cámara Alta, Angélica de la Peña, explicó que las modificaciones atienden la recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para evitar la discriminación contra las personas afectadas con dicho virus.

Precisó que en esta ley se incluye al sida dentro de las enfermedades que darán origen a retiro por incapacidad, cuyo control y tratamiento médico limita el desempeño de los actos del servicio.

También se aprobó que la confirmación de la infección por VIH, cuyo control y tratamiento médico limite el desempeño de los actos del servicio, será considerada como padecimiento que requiere cambio de arma o servicio a petición de un consejo médico.

Precisó que en todos los casos en que sea médicamente posible, "se deberá ajustar el control y tratamiento médico a las actividades específicas del militar, sin afectar al servicio y sin ningún tipo de discriminación".

Estas modificaciones, que se aprobaron a horas de concluir el periodo ordinario de sesiones, fueron enviadas al Ejecutivo federal para su promulgación.

En octubre de 2007, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de México resolvió a favor de un grupo de militares portadores del VIH un amparo promovido en 2003 para evitar ser despedidos.

Desde el 2 de julio de 2003, la Ley del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas autorizaba la expulsión de cualquier militar portador del VIH en cuanto este fuera detectado.

Entre 2000 y 2005, la Secretaría de la Defensa dio de baja a 164 militares con sida, a los cuales se les negó una pensión y atención médica con el argumento de que no cumplían con la antigüedad de 20 años en el ejército. EFE

Cargando