¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El mediador independiente rechaza la apelación presentada por Peterson

La esperanza que tenía el corredor estelar de los Vikings de Minnesota, Adrian Peterson, de poder jugar esta temporada se vino abajo tras no prosperar su apelación por la suspensión que le fue impuesta al violar la política de conducta personal que tiene establecida la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Houston (EEUU), 12 dic (EFE).- La esperanza que tenía el corredor estelar de los Vikings de Minnesota, Adrian Peterson, de poder jugar esta temporada se vino abajo tras no prosperar su apelación por la suspensión que le fue impuesta al violar la política de conducta personal que tiene establecida la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

De acuerdo a la liga, la apelación que había presentado Peterson ante el mediador independiente Harold Henderson fue rechazada y tendrá que cumplir con la suspensión indefinida que le fue impuesta por causar lesiones físicas a su hijo menor al pegarle con una vara de árbol en un acto de disciplina.

La apelación fue escuchada por Henderson, exejecutivo de la NFL, la semana pasada en Washington, D.C., tras ser nombrado por el comisionado de la NFL, Roger Goodell, como árbitro independiente para escuchar a ambas partes y emitir un veredicto.

Al sostener el veredicto inicial de la NFL, Henderson concluyó que Peterson "no ha demostrado que el proceso y los procedimientos alrededor de su suspensión fueran injustos o inconsistentes".

Además, Henderson indicó que: "Peterson recibió toda la protección y los derechos que le correspondían, y no encuentro base para eliminar o reducir el castigo".

Se espera que Peterson ahora apele el veredicto en una corte federal con lo que la NFL se enfrenta de nuevo ante los tribunales por otra decisión relacionada en torno a la conducta personal de un profesional fuera del campo.

El sindicato de jugadores (NFLPA) reaccionó rápidamente y con dureza al veredicto y lo calificó como "predecible" y una clara muestra del favoritismo mostrada por Henderson, que fue puesto por la NFL.

"La NFLPA esperaba este resultado, debido a los vínculos personales y financieros del árbitro designado con la NFL", destacó el comunicado. "La decisión ignora los hechos, las evidencias y el contrato colectivo de trabajo. Esta decisión también representa el fracaso repetido de la NFL para seguir el proceso correcto y confirma su trato inconsistente de los jugadores. Nuestro sindicato considerará acciones legales inmediatas".

Peterson, Jugador Más Valioso (MVP) de la NFL en 2012, no ha jugado con los Vikings desde la primera semana de competición, luego que fuera acusado de maltrato infantil en su estado natal de Texas.

El corredor estelar de los Vikings fue suspendido con goce de sueldo mientras el proceso legal seguía, y llegó a un acuerdo para admitir cargos de lesiones contra su hijo de 4 años, a quien corrigió con una vara de árbol.

Peterson evitó ir a prisión por aceptar ese acuerdo con la fiscalía del condado de Montgomery (Texas).

El pasado 18 de noviembre, Peterson fue suspendido sin goce de sueldo para el resto de la temporada por Goodell, quien declaró que él no consideraría la posibilidad de reinstalar al jugador antes del 15 de abril.

De acuerdo a varias fuentes periodísticas, Peterson todavía tendrá que pagar una suspensión de al menos seis juegos, que se extendería a la temporada 2015.

Si los tribunales federales no le dan la razón, Peterson no podrá volver a jugar hasta la cuarta semana de la temporada del 2015, dado que ahora tendrá se perderá los tres partidos que aun le faltan por disputar a los Vikings en la temporada del 2014 y cumplirá la sanción de los otros tres al inicio del 2015.

Los últimos seis partidos de la suspensión no podrá recibir remuneración salarial, lo que significa que le costará perderse más de tres millones de dólares, de los 12 que tiene garantizados por los Vikings.EFE

Cargando