¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Fabricante nipón producirá más repuestos para airbags defectuosos de Takata

El grupo japonés Daicel incrementará su producción de infladores para airbag de cara a suministrar suficientes repuestos para los sistemas defectuosos de la empresa Takata, que afectan a millones de vehículos en todo el mundo, informó hoy el diario Nikkei.

Tokio, 12 dic (EFE).- El grupo japonés Daicel incrementará su producción de infladores para airbag de cara a suministrar suficientes repuestos para los sistemas defectuosos de la empresa Takata, que afectan a millones de vehículos en todo el mundo, informó hoy el diario Nikkei.

Ante el temor a que Takata no pueda producir suficientes recambios, Honda Motor, tercer fabricante de vehículos nipón y el más afectado hasta el momento por el fallo en los airbag, está buscando proveedores adicionales, según el rotativo.

El problema en el inflador de los airbag -que puede abrirse con demasiada fuerza y proyectar fragmentos de metal a los ocupantes del vehículo- del también fabricante japonés Takata ha obligado a llamar a revisión desde 2008 a unos 16 millones de vehículos en todo el mundo (casi 10 millones en Estados Unidos) para reemplazar la pieza.

El inflador es una pieza clave de este sistema de seguridad, ya que produce el gas que se inyecta en el cojín y lo infla cuando se produce una colisión.

Nikkei adelantó hoy que Daicel, grupo petroquímico basado en Osaka (oeste de Japón) que produce una amplia gama de airbags en su rama de sistemas de seguridad, establecerá una línea de montaje exclusiva con un coste de varios miles de millones de yenes en una de las seis plantas que posee.

Con base en las necesidades concretas que plantee Honda la compañía decidirá la capacidad que tendrá esta nueva línea.

Actualmente Daicel puede manufacturar unos 5 millones de infladores al mes.

El fallo en los airbag, que se cree podría haber provocado hasta cinco muertes en distintos países, afecta a unidades de otros fabricantes nipones como Nissan o Toyota, y también de BMW, Ford o General Motors.

Takata asegura que el fallo se produce sólo en condiciones de elevada humedad pero la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera de EE.UU. (NHTSA) considera que la empresa no ha presentado pruebas para documentar esta teoría y amenaza ahora con imponerle una multa de 7.000 dólares por vehículo llamado a revisión, lo que supondría millones de dólares. EFE

Cargando