¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Inundaciones y sequía conviven en la mayor ciudad de Brasil

Sao Paulo, inmersa desde hace meses en la mayor sequía de su historia, volvió a sentir hoy las consecuencias de una intensa lluvia que golpeó con fuerza algunos puntos de la mayor ciudad de Brasil.

Sao Paulo, 10 dic (EFE).- Sao Paulo, inmersa desde hace meses en la mayor sequía de su historia, volvió a sentir hoy las consecuencias de una intensa lluvia que golpeó con fuerza algunos puntos de la mayor ciudad de Brasil.

Las fuertes precipitaciones registradas la tarde del miércoles provocaron inundaciones en al menos siete puntos de la ciudad, entre ellas la región este, donde se encuentra situado el estadio mundialista Arena Corinthians.

Las imágenes de televisión mostraron vehículos completamente cubiertos, algunos de los cuales arrastrados por la fuerza del agua, y determinadas zonas de Sao Paulo completamente intransitables.

La fuerte lluvia concentrada en la capital no consiguió paliar la crítica situación que atraviesan los reservorios del estado más poblado de Brasil, los cuales se encuentran en mínimos históricos debido a la sequía que afecta la región desde mediados de año.

"Llovió un poco en los reservorios, pero eso no va a revertir la situación (hídrica). Es mucha agua la que falta. Hacen falta muchos meses de lluvia intensa. Un día solo no lo va a resolver", dijo a Efe el meteorólogo del Centro de Gerencia de Emergencias de Sao Paulo, Michael Pantera.

Meses atrás, la fuerte sequía provocó que algunas ciudades del interior del estado de Sao Paulo como Campinas e Itú afrontaran situaciones extremas por la falta de suministro.

Para Pantera, la sequía no está ligada únicamente con las precipitaciones, sino que su causa principal es la "explotación de los manantiales" durante muchos años.

"El problema de la sequía no tiene nada que ver con la lluvia. Las áreas de manantial fueron explotadas y por eso tenemos la sequía. La lluvia intensa estaba tardando en llegar", comentó el meteorólogo.

La sequía, agravada en Sao Paulo pero que se extiende por otras regiones del país, también puede tener repercusiones en otros sectores de la infraestructura, como el suministro eléctrico, aunque las autoridades confían en que las lluvias habituales en la época de verano suavicen la situación. EFE

Cargando