¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Una orden judicial autoriza a eliminar el jueves las protestas democráticas

El Tribunal Superior de Hong Kong dio luz verde para que los principales asentamientos de las manifestaciones prodemocracia de Hong Kong sean desalojados a partir del jueves, se anunció hoy.

Hong Kong, 9 dic (EFE).- El Tribunal Superior de Hong Kong dio luz verde para que los principales asentamientos de las manifestaciones prodemocracia de Hong Kong sean desalojados a partir del jueves, se anunció hoy.

Las autoridades han comenzado ya a planificar la operación, en la que tienen previsto que participen más de 3.000 agentes y que podría acabar con las protestas, que cumplen hoy 73 días.

El principio del fin de los principales lugares de las protestas que han estrangulado la actividad rutinaria en el perímetro financiero de Hong Kong podría comenzar el jueves a las 09.00 hora local (01.00 GMT), cuando funcionarios judiciales y policía podrían ejecutar un dictamen judicial que obliga por ley a los manifestantes a desalojar gran parte de las zonas todavía ocupadas.

El artífice de esta demanda judicial, una empresa de autobuses que alegó sufrir grandes pérdidas por el corte del tráfico de las vías tomadas por las protestas, anunció hoy a través de su abogado que los manifestantes del área afectada por la demanda deben abandonar la zona de protesta antes de la hora señalada.

La orden judicial cubre sólo una quinta parte de la zona ocupada por las protestas.

Según el diario local "South China Morning Post", el Gobierno local, respaldado por Pekín, aprovechará el desalojo avalado por el tribunal para tratar de acabar con toda la zona de protestas, ahora repartida en los distritos de Admiralty y Causeway Bay.

Para ello empleará a 3.000 agentes y la operación se llevará a cabo a lo largo del jueves, según el diario, que cita fuentes policiales.

En el distrito de Admiralty, que llegó a congregar a más de 100.000 personas durante los primeros días de las masivas manifestaciones, aún permanecen un millar de tiendas de campaña.

En la zona comercial de Causeway Bay, apenas medio centenar de activistas siguen en las calles tomadas desde hace ahora más de dos meses.

La organización de estudiantes de secundaria Scholarism, uno de los grupos que lidera a los manifestantes, tiene pensado permanecer en el lugar de las protestas que no forman parte de la orden judicial, dijo su líder Joshua Wong.

Agregó que su agrupación no tiene planes de enfrentarse a la policía durante el desalojo, pero sí sugirió a sus miembros que utilicen elementos, como escudos, para protegerse de los agentes.

La Federación de Estudiantes, otra de las agrupaciones cabecillas del movimiento, aún no se ha pronunciado sobre si permanecerá en las calles.

Otras dos compañías de transporte público fueron las que condenaron a la desaparición los asentamientos de los activistas en el animado barrio de Mong Kok, ubicado al otro lado del puerto Victoria, mediante una demanda judicial que fue ejecutada por cientos de policías y decenas de gentes judiciales entre el 25 y 26 de agosto que concluyó con un centenar de detenidos y decenas de heridos.

En el barrio aún siguen desplegados un millar de agentes cada noche para evitar un nuevo bloqueo de las calles por parte de activistas que diez días después del desalojo aún siguen concentrándose cada noche.

El desalojo inminente en Admiralty podría ser el capítulo final en la disputa que mantienen en las calles los activistas prodemocracia y las autoridades respaldadas por Pekín, que llevan produciéndose desde que el pasado 28 de septiembre un grupo de estudiantes decidiera asaltar el Parlamento de Hong Kong y con ello empezaran las mayores oleadas de manifestaciones a favor de mayores libertades democráticas para el territorio en décadas. EFE

Cargando