¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Supremo chino estudia ilegalizar los interrogatorios de más de 12 horas

El Tribunal Popular Supremo de China, la máxima autoridad judicial del país, está estudiando considerar ilegales los interrogatorios de más de 12 horas, informó hoy el diario independiente hongkonés South China Morning Post.

Pekín, 9 dic (EFE).- El Tribunal Popular Supremo de China, la máxima autoridad judicial del país, está estudiando considerar ilegales los interrogatorios de más de 12 horas, informó hoy el diario independiente hongkonés South China Morning Post.

Estos cambios normativos, recogidos en un borrador de una interpretación judicial del tribunal, implicarían la exclusión de las pruebas conseguidas a través de estos interrogatorios de los juicios.

De esta forma, el Tribunal Popular Supremo espera clarificar la regulación sobre las pruebas obtenidas de forma ilegal, prohibiendo los interrogatorios largos y especificando los procedimientos para excluir esas pruebas.

Esta norma, que está previsto que empiece a aplicar antes de fin de año, sería la primera que catalogue como ilegal las sesiones de interrogatorios que duren más de 12 horas.

El sistema de detenciones, reformado hace dos años ante las críticas de la comunidad internacional y de grupos de derechos humanos por el abuso de estas medidas contra los disidentes, ya obligó a que todos los interrogatorios fueran grabados, para evitar torturas, y prohibió el uso de pruebas logradas mediante "extorsión".

Sin embargo, el South China Morning Post recordó que rara vez los juzgados han rechazado pruebas por esos motivos.

"He sido testigo de muchos casos en los que los tribunales han admitido pruebas policiales obtenidas después de muchas horas de interrogatorio si la policía rellenaba una breve declaración que decía que sus preguntas no constituían un interrogatorio ilegal", afirmó el abogado pequinés Li Xun al rotativo.

Un experto de la Universidad de Derecho y Ciencia Política de China, Hong Daode, explicó que el Tribunal Popular Supremo chino necesita clarificar el procedimiento judicial para que las reglas se apliquen.

"Hay preguntas que necesitan respuesta, como cuándo un abogado defensor puede cuestionar la validez de las evidencias policiales, qué tipo de pruebas pueden presentar los abogados o fiscales para determinar esa validez y si el juicio puede proceder cuando las pruebas están cuestionadas", detalló Hong. EFE

Cargando