¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Australia ordena auditorías a multinacionales en lucha contra evasión fiscal

El tesorero de Australia, Joe Hockey, reveló hoy que un equipo de auditores tributarios revisan las cuentas de diez multinacionales que operan en el país para intentar recuperar hasta 2.480 millones de dólares (2.015 millones de euros) anuales en impuestos que no se pagan en el país.

Sídney (Australia), 9 dic (EFE).- El tesorero de Australia, Joe Hockey, reveló hoy que un equipo de auditores tributarios revisan las cuentas de diez multinacionales que operan en el país para intentar recuperar hasta 2.480 millones de dólares (2.015 millones de euros) anuales en impuestos que no se pagan en el país.

"Vamos a trabajar tan duro como podamos para asegurarnos de que las empresas que obtengan beneficios en Australia paguen impuestos en Australia, pero debe hacerse a través de un esfuerzo global coordinado y es lo que estamos haciendo en este momento", dijo Hockey en una rueda de prensa en Camberra.

Aunque el ministro no dio nombres se cree que empresas informáticas como Google son objeto de esas investigaciones en Australia, cuyo Gobierno lucha contra las multinacionales que se aprovechan de los vacíos legales para reducir sus pagos a las arcas del fisco, según la cadena local ABC.

Hockey también comentó que se encuentra en conversaciones con el Gobierno británico por el llamado "impuesto Google", que gravará con un 25 por ciento los beneficios de las multinacionales que desvían sus ganancias a otros países.

El tesorero australiano también ha escrito a la Comisión Europea para expresar su apoyo a iniciativas como las de Alemania para luchar contra la evasión fiscal de estas empresas.

Según el diario "Autralian Financial Review", el Gobierno australiano busca gravar con un 30 por ciento de la tasa tributaria corporativa vigente los beneficios declarados en el exterior que provengan de las ganancias obtenidas en el país.

Australia, anfitriona este año de la cumbre de G20, trabajó de forma estrecha con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su plan para prevenir la erosión de la base impositiva y la transferencia de beneficios (BEPS, siglas en inglés). EFE

Cargando