¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Maestros desalojan a empleados de sede de Gobierno en Guerrero, sur de México

Unos 300 maestros tomaron hoy el Palacio de Gobierno del estado mexicano de Guerrero, en el sur de México, y desalojaron a los empleados como parte de las protestas por la desaparición de 43 estudiantes de magisterio de la escuela de Ayotzinapa.

Chilpancingo (México), 3 dic (EFE).- Unos 300 maestros tomaron hoy el Palacio de Gobierno del estado mexicano de Guerrero, en el sur de México, y desalojaron a los empleados como parte de las protestas por la desaparición de 43 estudiantes de magisterio de la escuela de Ayotzinapa.

Los integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) derribaron a empujones la puerta del Palacio en la ciudad de Chilpancingo, capital de ese estado, para desalojar a los trabajadores que ingresaron esta mañana a trabajar, constató Efe.

Los manifestantes, que en los últimos dos meses radicalizaron sus protestas por la desaparición de los estudiantes el 26 de septiembre pasado, clausuraron ayer de manera simbólica con un cadena el edificio y advirtieron que si el personal reiniciaba labores, irrumpirían nuevamente en las instalaciones.

Los maestros sacaron de las oficinas bustos de bronce de algunos de los exgobernadores de ese estado, además de fotografías oficiales de otros tantos y les prendieron fuego, mientras gritaban consignas como "¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!".

En el acto de protesta, los maestros advirtieron a los empleados y funcionarios que, en caso de intentar abrir de nuevo el Palacio de Gobierno, regresarían a quemarlo totalmente, "ya que está clausurado hasta que regresen los 43 estudiantes".

En tanto, un grupo de maestras de la CETEG irrumpió en un acto oficial de la esposa del gobernador interino de Guerrero, Rosa Icela Ojeda Rivera, quien conmemoraba el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

En ese hecho, las maestras reclamaron a gritos por la desaparición de los jóvenes y una de ellas pidió a Ortega "que se acuerde cuando era luchadora social y que respalde" el movimiento "de exigencia de justicia para que 43 muchachos vuelvan a sus casas".

Este miércoles las autoridades capturaron a Ramón Severiano Martínez, miembro del cártel Guerreros Unidos, presuntamente involucrado en la desaparición de los 43 estudiantes en la ciudad de Iguala.

En el caso, que ha generado gran indignación dentro y fuera de México, han sido detenidas hasta ahora 80 personas, entre ellas el entonces alcalde, José Luis Abarca, como presunto autor intelectual, y el líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias.

Una de las principales figuras vinculadas al caso que siguen prófugas es Felipe Flores, secretario de Seguridad Pública de Iguala, también considerado autor intelectual de los hechos.

La noche del 26 de septiembre policías de Iguala atacaron a tiros a un grupo de estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa por órdenes de Abarca, de acuerdo con las investigaciones.

Seis personas murieron, incluidos tres alumnos de Ayotzinapa, 25 resultaron heridas y 43 estudiantes fueron detenidos por policías y entregados a Guerreros Unidos, que los asesinó e incineró, según el testimonio de tres de los 80 detenidos por el caso. EFE

lo-ea/jrm/iu

Cargando