¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

Viuda de Eric Garner seguirá luchando para conseguir justicia

La viuda de Eric Garner, que murió en julio pasado en Nueva York por una llave de estrangulamiento que le hizo la policía, afirmó hoy que su lucha "no ha terminado" y advirtió que mientras viva seguirá exigiendo justicia para que sea castigado el culpable.

Nueva York, 3 dic (EFE).- La viuda de Eric Garner, que murió en julio pasado en Nueva York por una llave de estrangulamiento que le hizo la policía, afirmó hoy que su lucha "no ha terminado" y advirtió que mientras viva seguirá exigiendo justicia para que sea castigado el culpable.

"Alguien tiene que pagar", afirmó Esaw Garner sobre el caso de su esposo en declaraciones a los periodistas poco después de que un gran jurado de Nueva York rechazara acusar formalmente al policía que el 17 de julio mató con una llave ilegal a su esposo.

Eric Garner, de 43 años y seis hijos, enfermo de asma, vendía ilegalmente cigarrillos en una calle del barrio de Staten Island y la policía, al intentar detenerlo, lo ahogó agarrándolo por el cuello mientras se quejaba repetidamente de que no podía respirar.

"Once veces dijo que no podía respirar", recordó hoy su viuda. "No debería haber muerto de esa manera. Debería estar aquí celebrando las Navidades y celebrando el Día de Acción de Gracias", insistió.

La decisión del gran jurado fue recibida con dolor por líderes políticos de Nueva York y con indignación por centenares de personas que se lanzaron a las calles de la ciudad para exigir que se aplique la justicia con el policía responsable, Daniel Pantaleo.

Nueva York está muy sensibilizada por este caso porque se suma a otros de brutalidad policial y en medio de sospechas sobre actos racistas, ya que la víctima era negra y el policía blanco.

"Esta lucha no ha terminado", dijo Esaw Garner. "Alguien hizo algo mal y deben hacerlo responsable", agregó.

Consultado por un periodista si aceptaba la disculpa del policía, que en un comunicado lamentó hoy la muerte de Garner, respondió con fuerza: "¡Ni hablar!"

Agregó que no aceptaba sus disculpas ni sus condolencias y lamentó que, a pesar de que en un vídeo grabado por un transeúnte se veía cómo era sometido su marido mientras se ahogaba, el agente sigue trabajando "y recibiendo su sueldo".

"Y mi esposo está a seis pies bajo tierra", insistió.

La viuda estaba acompañado por la madre de Garner, Gwen Carr, y el activista de derechos humanos Al Sharpton, quien cortó bruscamente el contacto de los parientes de Garner con los periodistas al permitir sólo una pregunta y rechazar tajantemente una segunda.

Previamente, Sharpton anunció que el sábado 13 de diciembre habrá una manifestación en Washington para protestar por este caso y el de Michael Brown, el joven negro que murió por disparos de la policía en la ciudad de Ferguson, el pasado 9 de agosto.

"Habrá una manifestación a nivel nacional para afrontar una crisis nacional", dijo Sharpton, una figura con una alta exposición pública en Nueva York y a nivel nacional.

En esa manifestación, agregó, se pedirá al Gobierno federal que se haga cargo de los casos de Nueva York y Ferguson.

"¿Cuánta gente tiene que morir para que la gente entienda que todo esto no es una ilusión, que es una realidad que tiene que resolverse?", se preguntó.

"Este va a ser un invierno en el que vamos a congelar la brutalidad policial", añadió. EFE

Cargando