¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

TEPCO usará un nuevo sistema para cortar el flujo de agua tóxica en Fukushima

La operadora de la accidentada central nuclear de Fukushima, Tokyo Electric Power (TEPCO), empleará un nuevo sistema de inyección de cemento para evitar que el flujo de agua radiactiva procedente de los reactores llegue al mar, informó hoy la edición digital del diario Nikkei.

Tokio, 22 nov (EFE).- La operadora de la accidentada central nuclear de Fukushima, Tokyo Electric Power (TEPCO), empleará un nuevo sistema de inyección de cemento para evitar que el flujo de agua radiactiva procedente de los reactores llegue al mar, informó hoy la edición digital del diario Nikkei.

TEPCO ha tenido problemas para hacer funcionar un sistema para congelar el suelo alrededor de los cuatro reactores afectados por el terremoto y tsunami de 2011.

Este proceso pretende evitar que el agua contaminada que inunda los sótanos de los reactores, y que es producto de las fugas del sistema de refrigeración y los acuíferos subterráneos que penetran en los edificios, vaya a parar al océano Pacífico.

Sin embargo, para que el muro helado pueda funcionar la eléctrica necesita cortar primero el flujo de líquido tóxico que ha anegado unas conducciones subterráneas que van desde los reactores 2 y 3 hasta el muelle de la central y después vaciar de agua estos túneles.

El plan original que TEPCO ha llevado a cabo sin éxito durante este año consiste en congelar el agua en una sección de estos túneles para bloquear la afluencia de la misma, y bombear después todo el líquido.

Ante la imposibilidad de lograrlo y los temores a que el agua se rebalse, TEPCO optará ahora por un nueva estrategia que consiste en inyectar un cemento especial dentro de los túneles que atrape parte del agua y bloquee el flujo, para después bombear la mayor cantidad de líquido restante fuera de las conducciones.

El nuevo método presenta también sus dificultades ya que no permite extraer todo el agua y dejará material radiactivo atrapado en los túneles, lo que incrementa el riesgo de exposición radiactiva para los trabajadores de la central.

No obstante, TEPCO ha obtenido el visto bueno de la Autoridad de Regulación Nuclear de Japón (NRA) para comenzar las operaciones.

El terremoto de 9 grados en la escala abierta de Richter y el posterior tsunami que golpearon el 11 de marzo de 2011 la central nuclear de Fukushima Daiichi provocaron el peor accidente atómico desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986 y sus emisiones y vertidos resultantes han afectado gravemente a la agricultura, la ganadería y la pesca local. EFE

Cargando