¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Indios brasileños acotan tierras por cuenta propia por demora del Gobierno

Los indios mundurukús han comenzado a acotar sus tierras ancestrales en la Amazonía por cuenta propia, cansados por la demora del Gobierno brasileño en proteger ese terreno, en un proceso que se arrastra desde 2001, informaron hoy fuentes indigenistas.

Río de Janeiro, 6 nov (EFE).- Los indios mundurukús han comenzado a acotar sus tierras ancestrales en la Amazonía por cuenta propia, cansados por la demora del Gobierno brasileño en proteger ese terreno, en un proceso que se arrastra desde 2001, informaron hoy fuentes indigenistas.

La zona reivindicada por los indios, llamada Sawré Muybu, es una área selvática de 178.000 hectáreas ubicada entre los municipios de Trairão e Itaituba, en el estado de Pará (norte), en donde viven cerca de 300 mundurukús y donde el Gobierno pretende construir dos centrales hidroeléctricas.

Los indios se sirven de estacas y machetes para abrirse paso en la selva y se guían con un GPS con la "esperanza" de que el Gobierno reconozca su acción a posteriori, según afirmó a Efe el misionero Haroldo Pinto, del Consejo Indigenista Misionero (Cimi), organización ligada al Episcopado que acompaña la operación.

La delimitación de la tierra ancestral comenzó el pasado 16 de octubre y emplea a cerca de 70 indios de esta etnia, que es una de las más numerosas en el sureste de la selva amazónica.

El proceso oficial de demarcación de la reserva se inició en enero de 2001 y sólo en 2013 la Fundación Nacional del Indio (Funai) concluyó el informe que permitirá su protección efectiva, pero ese documento no ha sido publicado todavía, por lo que no ha entrado en vigor y los mundurukús continúan sin tener exclusividad en la zona.

"Ahora están en una situación muy vulnerable. Mientras no se delimita el área, es invadida por mineros ilegales, o para pescar o cortar madera. Todos se creen dueños y eso es una amenaza de conflicto. Los mundurukús están defendiendo su territorio", dijo Pinto.

La tardanza en concluir el proceso llevó al Ministerio Público Federal (fiscalía) a presentar el pasado mayo un proceso en los tribunales contra el Estado brasileño y la Funai.

Los indios acusan al Gobierno de no querer proteger las tierras para poder construir en la zona las centrales hidroeléctricas de São Luiz do Tapajós y Jatobá, que según los proyectos originales inundarán una parte de la tierra Sawré Muybu.

El pasado septiembre el Ministerio de Minas y Energía suspendió una licitación para la compra de energía de la central de São Luiz do Tapajós, programado para el próximo diciembre, por la necesidad de "adecuar" el proyecto de construcción a los estudios indígenas.

Los mundurukús emitieron un comunicado afirmando que no se sentarán a negociar con el Gobierno hasta que no sea terminado el proceso oficial de protección de la tierra Sawré Muybu. EFE

Cargando