¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Indígenas, campesinos y afrocolombianos unen sus peticiones en un organismo

Indígenas, campesinos y afrodescendientes colombianos instalaron hoy la "mesa única", iniciativa que calificaron de "histórica" y que tiene como objetivo unificar sus peticiones frente al Gobierno para que éstas tengan mayor fuerza.

Bogotá, 3 oct (EFE).- Indígenas, campesinos y afrodescendientes colombianos instalaron hoy la "mesa única", iniciativa que calificaron de "histórica" y que tiene como objetivo unificar sus peticiones frente al Gobierno para que éstas tengan mayor fuerza.

Esta plataforma, cuya creación se acordó en la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular celebrada el pasado marzo en Bogotá, tendrá hasta 35 delegados negociadores que serán rotativos y que se reunirán cada dos meses con el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo.

"Los delegados se reparten por organizaciones, aproximadamente nueve cada una", explicó a Efe Ricardo Herrera, miembro del equipo nacional del Coordinador Nacional Agrario (CNA), una organización que aglutina a estas tres comunidades.

Se trata de una "iniciativa histórica", en palabras de la exsenadora y líder de Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), Piedad Córdoba, que fue recibida entre aplausos en la instalación de esta mesa única en Bogotá, acto al que asistieron centenares de campesinos.

El detonante de la unificación de indígenas, campesinos y afrodescendientes fue el paro agrario nacional que tuvo lugar a finales de agosto de 2013, que se prolongó durante tres semanas y puso en jaque al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Dos meses después, en septiembre, se creó la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

"Es un espacio donde todas estas organizaciones que teníamos diferentes reivindicaciones dijimos: vamos a juntarnos y a iniciar la construcción de un proceso de unidad para juntar la diversidad que tenemos y poder construir políticas públicas", dijo Herrera.

La "mesa única" busca presentar con un mayor peso ante el Gobierno nacional sus propuestas, que consisten fundamentalmente en "el derecho a la tierra y un nuevo ordenamiento territorial", dos de las reivindicaciones históricas del campesinado colombiano.

Hasta ahora, cada comunidad reclamaba por su lado, por lo que los discursos de apertura han estado trufados de llamamientos a "hacer historia" a través de este "instrumento de participación", como lo definió, además de Córdoba, el consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Luis Fernando Arias Arias.

"Esta es la voz de los hombres y mujeres empobrecidos de Colombia", declaró entre aplausos Arias, que acaba de regresar de La Habana tras haber participado en la tercera delegación de víctimas que acude al proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Santos, que estuvo presente en la instalación junto con Cristo y el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, reconoció en su intervención la "voluntad de diálogo y trabajo constante" de las organizaciones asistentes.

"La reunión de esta mesa es valiosa porque constituye un escenario intercultural para generar consensos entre poblaciones que antes se veían como rivales o adversarios, particularmente por la concepción, uso y acceso a la tierra", declaró el presidente. EFE

cdb/joc/aaj

Cargando