¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

México ofrece solución inmediata a estudiantes para evitar estallido juvenil

El Gobierno mexicano ofreció hoy una solución inmediata, en apenas 13 días, a las protestas del movimiento estudiantil del Instituto Politécnico Nacional (IPN) que amenazaban con expandirse a otras universidades y convertirse en un nuevo conflicto juvenil.

(Corrige el año de matanza de Tlatelolco en el sexto párrafo. Bien: 1968)

México, 3 oct (EFE).- El Gobierno mexicano ofreció hoy una solución inmediata, en apenas 13 días, a las protestas del movimiento estudiantil del Instituto Politécnico Nacional (IPN) que amenazaban con expandirse a otras universidades y convertirse en un nuevo conflicto juvenil.

El pasado 22 de septiembre, los estudiantes de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) del IPN suspendieron actividades en protesta contra la imposición de un nuevo reglamento que reducía su nivel académico y profesional.

Este se convirtió en un movimiento que creció y amenazó con expandirse a todas las universidades públicas del país.

El secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong, fue el artífice de diálogo para resolver este conflicto y por primera ocasión en la historia del país en asambleas públicas recibió hace tres días un pliego de 10 puntos y este viernes entregó la respuesta, la aceptación oficial a todas sus demandas.

La respuesta inmediata del Gobierno refleja el temor ante un nuevo estallido juvenil, después de que en mayo de 2012, Peña Nieto afrontara durante su campaña electoral un movimiento estudiantil que se extendió en el país con el nombre de "Yo soy 132", y que surgió por una protesta de alumnos de la Universidad Iberoamericana.

Además, en la mente de activistas y funcionarios estaba la fecha del aniversario de la matanza en la Plaza de las Tres Culturas en el barrio de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968, que comenzó por una represión contra estudiantes de escuelas de nivel medio superior.

En un acto multitudinario frente a la Secretaría de Gobernación, el ministro Osorio Chong respondió a las 10 demandas, entre estas la cancelación del cuestionado nuevo reglamento, que fue aprobado en septiembre pasado y de los nuevos planes de estudios que ponen el acento en una formación técnica de los alumnos.

Asimismo, el titular de Gobernación dio a conocer la carta de renuncia que envió la ahora exdirectora del IPN Yoloxóchitl Bustamante a Peña Nieto, y que fue una de las demandas más sentidas en el movimiento, "renuncia que fue aceptada".

El Gobierno aseguró a los estudiantes que no emprenderá represalias "académicas, administrativas o legales, ni de cualquier otro tipo contra ningún miembro de la comunidad".

Asimismo, expresó el compromiso del Gobierno para mantener la excelencia de la educación pública superior y dijo que aumentará el presupuesto dirigido a la educación superior, tal como lo ha hecho en los dos últimos años, sin precisar el monto.

En este punto, los estudiantes del IPN pidieron elevar el presupuesto federal dirigido a la educación superior a un mínimo del 2 por ciento del producto interno bruto (PIB).

El Gobierno mexicano destinó a la educación recursos por el 5 % del PIB en 2014, de los cuales, apenas el 0,67 % se dirigió a la educación superior.

Osorio Chong añadió que la Secretaría de Educación Pública (SEP) prohibirá las pensiones vitalicias para los exdirectores del IPN y se retirará a la Policía Bancaria de sus instalaciones, una vez que se cree un nuevo mecanismo de seguridad.

Al inicio de su discurso, el secretario indicó que los estudiantes "han dado muestra de que se puede exigir y hacerlo con respeto" y ratificó que el Gobierno reconoce al movimiento estudiantil con apertura y diálogo.

Los estudiantes recibieron por escrito las respuestas del Gobierno a sus demandas y señalaron que serán analizadas "punto por punto" en todas las escuelas para dar una respuesta al Gobierno.

"Queremos dejar claro que no se tiene confianza del Gobierno federal y es por eso que discutirá y se pondrá de acuerdo si aceptamos o no las respuestas que nos da el Gobierno", explicó uno de los portavoces del movimiento, y aclaró que si no les convence lo escrito en el papel "lo vamos a regresar y exigir una respuesta clara".

Además, advirtió que no aceptarán la renuncia de la directora sin que haya una investigación sobre el manejo de los recursos del Politécnico, la segunda casa de estudios más importante del país.

Los estudiantes denunciaron también que un presunto miembro del sindicato les adelantó las respuestas del Gobierno y rechazaron cualquier negociación "en lo oscurito".

Finalmente, los estudiantes leyeron un pronunciamiento en el que se solidarizan con su compañeros de la Normal Rural de Ayotzinapa (dedicada a la formación de maestros de primaria) atacados por policías el pasado fin de semana.

Dichos ataques registrados en la ciudad de Iguala, en el sureño estado de Guerrero, dejaron un saldo de 6 muertos, 25 heridos y 43 estudiantes desaparecidos.

El IPN fue fundado en 1936 bajo el lema "la técnica al servicio de la patria" y cuenta con más de 150.000 alumnos de los niveles medio superior, superior y posgrado. EFE.

jrm-ea/pem/eat

(foto) (audio) (video)

Cargando