¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El liberiano enfermo de ébola en Dallas viajó a EE.UU. para casarse

Thomas Eric Duncan, el liberiano que fue diagnosticado con ébola este martes en Dallas (Texas), viajó a Estados Unidos con el propósito de casarse con su pareja e iniciar una nueva vida en ese país, según explicó la Iglesia Baptista Wilshire, a la que pertenece ella.

Austin (EE.UU.), 3 oct (EFE).- Thomas Eric Duncan, el liberiano que fue diagnosticado con ébola este martes en Dallas (Texas), viajó a Estados Unidos con el propósito de casarse con su pareja e iniciar una nueva vida en ese país, según explicó la Iglesia Baptista Wilshire, a la que pertenece ella.

Duncan y su pareja, Louise Troh, se conocieron hace años en Liberia, pero ella vive en EE.UU. con el hijo que tienen en común y que cursa estudios universitarios en la ciudad de San Angelo (Texas), informó el periódico The Dallas Morning News.

"He hablado con Louise por teléfono esta mañana y me ha contado que Thomas Eric Duncan vino a Dallas para casarse con ella y empezar una nueva vida en EE.UU.", explicó el pastor George Mason, de la Iglesia Baptista Wilshire, en un mensaje dirigido a su comunidad.

El pastor también aseguró que ni Duncan ni ninguna persona próxima a él acudieron a la iglesia desde su llegada a Estados Unidos, el pasado 20 de septiembre.

Por otra parte, las autoridades trasladaron hoy a una nueva casa a las cuatro personas que residían en el apartamento en el que Duncan, el primer diagnosticado con ébola en EE.UU., desarrolló los síntomas de la enfermedad y que están en cuarentena.

Según medios locales, las personas no llevaban ninguna protección cuando salieron del apartamento y estaban acompañadas por el juez del condado de Dallas, Clay Jenkins.

Una empresa de limpieza desinfectó el apartamento y retiró los objetos personales de Duncan, como sábanas y toallas usadas.

Duncan acudió el 25 de septiembre por primera vez al Hospital Presbiteriano de Dallas con fiebre y dolores abdominales, pero los médicos le dejaron volver a casa con antibióticos sin tener en cuenta que venía de Liberia, uno de los países africanos en el epicentro de la epidemia de ébola.

El enfermo volvió al hospital tres días después, cuando fue aislado y posteriormente diagnosticado con la enfermedad, pero esos dos días fueron trascendentales para una potencial propagación del virus entre las personas con las que estuvo en contacto. EFE

Cargando