¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Argentina negocia por primera vez cara a cara con los fondos especulativos

El Gobierno de Argentina negoció hoy por primera vez cara a cara con los fondos especulativos en la víspera de la fecha límite para el cese de pagos, informó el mediador judicial nombrado por el juez neoyorquino Thomas Griesa.

Nueva York, 29 jul (EFE).- El Gobierno de Argentina negoció hoy por primera vez cara a cara con los fondos especulativos en la víspera de la fecha límite para el cese de pagos, informó el mediador judicial nombrado por el juez neoyorquino Thomas Griesa.

"Hubo un intercambio francos de los puntos de vista y las preocupaciones. Los asuntos que dividen a las partes siguen sin resolverse", explicó el mediador Daniel Pollack en un comunicado emitido después de una reunión de doce horas en su despacho.

La reunión dio un giro cuando, a cinco horas de su finalización (a las 18.30 horas hora local, 22.30 horas GMT), apareció el ministro de Finanzas argentino, Axel Kicillof, que voló a Nueva York directamente desde Caracas.

Además, el mediador, que también estuvo presente en las negociaciones entre querellantes y querellados, aseguró en su comunicado que "si habrá reunión entre las partes o cuándo tendrá lugar mañana (miércoles) todavía tiene que decidirse esta noche".

Kicillof, por su parte, señaló que la delegación argentina que él encabeza para llegar a un acuerdo con los fondos especulativos sigue "trabajando con toda la seriedad que tiene la cuestión" pero no dio más información.

Argentina busca llegar a un acuerdo con los fondos especulativos, a los que denomina buitre, que desbloquee el pago del país suramericano a los bonistas de deuda reestructurada.

Ese pago, que fue efectuado de manera parcial con un giro de 1.031 millones de dólares, fue congelado por el juez Griesa para proteger a los acreedores que no se acogieron al canje, pero puso al país ante un potencial cese de pagos que podría ser declarado este miércoles si el dinero no llega a los bonistas.EFE

Cargando