¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Arrestan a 7 ciudadanos que tomaron pesticida para protestar por demolición

Las autoridades chinas han arrestado a siete ciudadanos que tomaron pesticida a la entrada de uno de los periódicos insignia de Pekín como protesta por una demolición forzosa que llevaban tiempo denunciando, y ante la falta de respuesta a sus reclamaciones.

Pekín, 29 jul (EFE).- Las autoridades chinas han arrestado a siete ciudadanos que tomaron pesticida a la entrada de uno de los periódicos insignia de Pekín como protesta por una demolición forzosa que llevaban tiempo denunciando, y ante la falta de respuesta a sus reclamaciones.

La agencia oficial de noticias Xinhua confirmó la detención de este grupo de ciudadanos provenientes de la provincia de Jiangsu -este del país-, que se desplazaron hasta la capital a reclamar justicia al no ser atendidos en su localidad, lo que en el país asiático se denomina como peticionarios.

Xinhua, no obstante, también indica que catorce funcionarios del condado al que pertenecen los peticionarios han sido castigados por "diferentes irregularidades en un proyecto de demolición", si bien no especifica cuál ha sido el castigo aunque asegura que los empleados no han sido despedidos.

El suceso ocurrió el pasado 16 de julio, cuando los ciudadanos de Jiangsu fueron hasta el diario "China Youth Daily" en Pekín y bebieron pesticida frente a sus puertas a modo de protesta, lo que acaparó la atención del público.

Los peticionarios, que cayeron tendidos en el suelo a causa de los efectos del veneno, consiguieron sobrevivir gracias a que fueron rápidamente trasladados a un hospital, si bien fueron arrestados acusados de "provocación".

Este grupo de ciudadanos había estado protestando en su provincia y también en Pekín por lo que consideran que fue "un tratamiento injusto" durante un proyecto de demolición.

Tras el incidente, las autoridades chinas investigaron el caso y hallaron algunas irregularidades en un proyecto de urbanización en 2013.

"Los suicidios o intentos de suicidios de peticionarios no son raros en China. A menudo, los peticionarios acaban muy frustrados ya que sus quejas no son respondidas a pesar de sus continuas peticiones -primero, a nivel local, y luego a niveles superiores hasta llegar a Pekín-", explica a Efe la investigadora Maya Wang, de "Human Rights Watch".

En concreto, según información de Wang, los peticionarios de Jiangsu que trataron de suicidarse frente al diario en Pekín habían estado reclamando "una docena de veces sin respuesta alguna".

Según explica Maya, muchos de los peticionarios en China se convierten en indigentes porque hacen de su lucha su vida, y persisten en buscar justicia cada día.

"La petición cuesta dinero y les imposibilita trabajar al mismo tiempo. Así que, mientras continúan pidiendo justicia, se vuelve imposible para algunos de ellos volver a su vida anterior, antes de que se convirtieran en peticionarios. Por ello, algunos están muy desesperados", indica. EFE

Cargando