¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Nicaragua y empresas brasileñas firman acuerdo para construir hidroeléctrica

El Gobierno nicaragüense y la empresa Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), creada por la estatal brasileña Eletrobras y el conglomerado Queiroz Galvão, firmaron hoy un acuerdo para el desarrollo del millonario proyecto hidroeléctrico Tumarín en los próximos cuatro años.

Managua, 21 mar (EFE).- El Gobierno nicaragüense y la empresa Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), creada por la estatal brasileña Eletrobras y el conglomerado Queiroz Galvão, firmaron hoy un acuerdo para el desarrollo del millonario proyecto hidroeléctrico Tumarín en los próximos cuatro años.

El acuerdo de entendimiento fue suscrito por el presidente de Queiroz Galvão, José Diniz; el director de generación de Electrobas, Valter Cardeal; y el titular de CHN, Marcelo Conde.

Por Nicaragua, lo hicieron los ministros de Hacienda y Crédito Público y el de Energía y Minas, Iván Acosta y Emilio Rappaccioli, respectivamente.

También rubricó el acuerdo Francisco López, vicepresidente de la empresa mixta Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), integrada por PDV Caribe, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), y la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic), y tesorero del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

"Central Hidroeléctrica de Nicaragua va a desarrollar, va a hacer realidad la construcción y la puesta en operación del proyecto Tumarín en los próximos cuatro años", explicó el ministro de Energía y Minas, a medios oficiales.

Rappaccioli indicó que la obra iniciará su construcción en los próximos tres o cuatro meses y culminará a fines de 2018 o inicios de 2019.

El Ejecutivo sandinista había dado un plazo de cinco días a las firmas brasileñas para llegar a un acuerdo para la construcción de la central hidroeléctrica Tumarín, que tendrá una inversión de 1.100 millones de dólares y con el que se busca generar 253 megavatios de energía, la mitad de lo que consume el país.

Actualmente, la mayor parte de la energía que consume Nicaragua es de fuentes térmicas, generada con derivados del petróleo, y con ese proyecto hidroeléctrico la energía renovable, más limpia y más barata, supondrá la mitad de lo que demanda el país.

La hidroeléctrica Tumarín está previsto que sea construida en el municipio de La Cruz de Río Grande, en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS).

El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), principal entidad de fomento del Gobierno de Brasil, concedió a Nicaragua un préstamo por 342 millones de dólares para la construcción de Tumarín.

También financia la obra el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) con 252 millones de dólares y se gestiona la participación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial.

No obstante, Eletrobras y su socio en el proyecto, la empresa privada brasileña Queiroz Galvão, están dispuestos a invertir hasta el 47 % del coste de la obra, con lo que quedaría financiada totalmente.

Ese proyecto hidroeléctrico generará unos 3.000 empleos directos, ahorrará 633 millones de dólares en las cuentas de los consumidores en los primeros 11 años de operación y 80 millones de dólares en importaciones de petróleo, de acuerdo con la compañía. EFE

Cargando