Escuche ahora

Las Voces del Secuestro

Herbin Hoyos


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Internacional

Garzón agradece a Cuba, Noruega, Venezuela y Chile el apoyo al proceso de paz

El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, agradeció hoy públicamente a Cuba, Noruega, Chile y Venezuela el apoyo que están brindando a las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ginebra, 4 mar (EFE).- El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, agradeció hoy públicamente a Cuba, Noruega, Chile y Venezuela el apoyo que están brindando a las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Colombia no tiene más que palabras de agradecimiento a Noruega y Cuba que muy amablemente y soberanamente, bajo los principios de la discreción y la seguridad, han contribuido a ayudar al diálogo entre el gobierno colombiano y las FARC en la Habana, Cuba", dijo Garzón en una rueda de prensa en Ginebra.

"Asimismo, quiero agradecer al gobierno de Venezuela y al gobierno de Chile por ser acompañantes del proceso de paz, y puedo dar fe de que han contribuido positivamente", agregó Garzón.

El vicepresidente participó en un encuentro con la prensa para promocionar la conferencia "Tendiendo Puentes entre Mundos", un evento sobre asistencia a las víctimas de explosiones de minas antipersonales, que tendrá lugar en Medellín el próximo 3 y 4 de abril.

La conferencia se organiza con el apoyo del secretariado de la Convención de Otawa, el acuerdo que prohíbe el uso, la producción, el almacenamiento, y la transferencia de minas antipersonales, del que es parte integrante Colombia.

Precisamente, Garzón solicitó a las guerrillas colombianas que cesen el uso de minas antipersonales, tal y como les ha pedido en anteriores ocasiones.

El vicepresidente insiste en que las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) -la segunda guerrilla del país- deberían comprometerse con unos "mínimos humanitarios", que pasan por cinco puntos:

Dejar de secuestrar y liberar a los secuestrados; no utilizar minas antipersonas; contribuir con el desminado; no reclutar forzosamente menores de edad; y permitir su desmovilización con la ayuda de entes nacionales e internacionales.

Garzón agregó que si los rebeldes cumplen esos "mínimos" incluso podrían demandar del Gobierno colombiano el cumplimiento de "compromisos humanitarios" respecto a la integridad física de los guerrilleros presos. EFE