¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El día en el que Colombia recibió la visita del presidente Kennedy

El 17 de diciembre de 1961 se produjo la visita del presidente John F. Kennedy, para conversar con el presidente Lleras.

1961 no fue del todo bueno para Estados Unidos, fracasó el intento de invasión a Bahía Cochinos en Cuba, la Unión Soviética parecía tomar la delantera en la carrera espacial y surgió el muro de Berlín, así que la visita de John F Kennedy y su esposa Jacqueline a Bogotá el 17 de diciembre hacía parte de los esfuerzos para mejorar las maltrechas relaciones entre su país y Latinoamérica

Se cumplían 13 años de la fundación de la Organización de las Naciones Unidas (OEA) en la que el entonces presidente de Colombia, Alberto Lleras Camargo, era protagonista, pues fue en el seno de esa organización en donde Kennedy apoyó la iniciativa colombiana para que todas las naciones del hemisferio llegaran a un acuerdo que les permitiera avanzar en los temas del progreso, por esto se hacía necesario que los dos presidentes (Lleras y Kennedy) se reunieran para hablar de la naciente OEA y de la “Alianza para el Progreso”

En la mañana del sábado 17 de diciembre el imponente avión presidencia de los Estados Unidos, el Air Force One, aterrizó en la pista del recién inaugurado Aeropuerto Internacional El Dorado (1958), el presidente Lleras recibió a su colega con quien en varias oportunidades, antes y después del encuentro, se expresaron su mutua admiración, luego de los actos protocolarios se trasladan al sector de Techo (occidente) en donde dieron partida a la anunciada construcción de 22.000 aulas de clase en todo el país, 18.000 viviendas en el barrio “Ciudad Techo” que ocuparía 308 hectáreas bogotanas y albergaría a por lo menos 126.000 personas, hoy Ciudad Kennedy con más de un millón y medio de habitantes en 3.861 hectáreas

Allí también el presidente Kennedy entregó los terrenos en donde agentes de la Policía podrían construir sus viviendas (Barrio Estados Unidos), la primera dama Jacqueline aprovechó su visita a Bogotá para acompañar a los niños enfermos en el Hospital Lorencita Villegas de Santos

El acto de mayor protocolo se dio en el Palacio de San Carlos, sede de la Presidencia, algunas palabras del carismático John Fitzgerald Kennedy quedaron en la historia:En 1960 su distinguido presidente Lleras Camargo habló ante el Congreso de mi país, del cual yo hacía parte entonces, habló de la importancia de que los estados de América trabajaran en conjunto para erradicar los problemas de la pobreza y la injusticia y pidió la ayuda de Estados Unidos. Sobre el programa “Alianza para el Progreso” dijo:Hoy día vengo aquí, el segundo presidente norteamericano que haya visitado Colombia, movido por ese mismo espíritu, porque actualmente nuestra generación tiene una nueva política, la de Alianza para el progreso, ahora esa nueva política requiere otra vez un esfuerzo conjunto, para proteger y extender los valores de nuestra civilización

A finales de 1961 Colombia tenía una población que apenas pasaba de los 17 millones y medio de habitantes y su capital Bogotá, que llegaba hasta la calle 100, sobrepasaba el millón y medio en población, cronistas de la época calcularon que por lo menos 500 mil personas salieron a las calles para saludar a la familia Kennedy

El presidente estadounidense resaltó las ventajas que para los más desfavorecidos representaba la “Alianza para el Progreso”:Mi mensaje es para los millones de personas en las miles de poblaciones y aldeas de las montañas y llanos de todo este hemisferio, a todos los trabajadores, a los campesinos en la tierra, a las mujeres que trabajan para el bienestar de sus hijos, a todos les traigo un mensaje de esperanza

Sobre las ventajas que traería el nuevo programa, la primera dama de los Estados Unidos, Jacqueline Kennedy, respaldó la iniciativa y lo dijo en un español medianamente fluido

Participamos con ustedes en el deseo de traer a los pueblos de todo este hemisferio una esperanza de vida mejor para ellos y para sus familias

Sin embargo el presidente visitante aclaró que para asegurar el éxito de la “Alianza para el Progreso” se requeriría de la participación de los líderes de Latinoamérica

Los líder de la América Latina, los industriales, propietarios de tierras, estoy seguro están dispuestos a reconocer los errores que cometieron en el pasado y aceptar sus nuevas responsabilidades, porque a no ser que todos nosotros estemos dispuestos a contribuir nuestros recursos al desarrollo nacional, a no ser que todos nosotros estemos dispuestos no solo a aceptar e iniciar reformas agrarias y tributarias fundamentales a no ser que todos nosotros iniciemos mejoras para aumentar el desarrollo de nuestros países, se nos arrebatará la dirección y perderemos el patrimonio que representa siglos de civilización occidental en unos pocos meses de violencia

John F. Kennedy resaltó las capacidades de Colombia y del presidente Alberto Lleras Camargo, también destacó las buenas relaciones entre las dos naciones y aprovechó para reconocer esos errores que muchos le indilgaban a su país

Nosotros en los Estados Unidos en el pasado, hemos cometido muchas equivocaciones en nuestras relaciones con América Latina, no hemos sabido comprender la magnitud de vuestros problemas ni hemos aceptado siempre las responsabilidad que nos corresponde en la labor por el bienestar del hemisferio, pero ahora hemos dedicado la energía y la voluntad del pueblo de los Estados Unidos a una lucha sin cesar parta lograr ese bienestar y he venido acá para reafirmar esa devoción

El último acto oficial de los Kennedy en Bogotá fue una cena de etiqueta en el Palacio de San Carlos y a medianoche abordaron el Air Force One para continuar su gira latinoamericana

Hoy en Ciudad Kennedy aunque no hay un busto o estatua con la figura del presidente estadounidense, los nombres que más se repitieron en los bautizos de los siguientes años fueron John, Fitzgerald, Jacqueline y hasta el apellido Kennedy que fue usado como nombre.

Cargando