Escuche ahora

La Ventana

Frank Solano


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Bogotá

Petro se dedicó a buscar peleas y está entre los alcaldes más impopulares: The Economist

La publicación británica lo tilda de arrogante y señala que su carácter ha producido distanciamiento entre los antiguos aliados de la izquierda y los ciudadanos.

El artículo titulado “Un montón de basura”, la prestigiosa revista The Economist critica la gestión del alcalde Gustavo Petro, al que califica como otro de los alcaldes impopulares de América Latina, quien se ha dado a conocer por cazar peleas desde que llegó al cargo

La publicación británica lo tilda de “arrogante” y señala que su carácter ha producido distanciamiento entre los antiguos aliados de la izquierda y los ciudadanos

Así mismo, afirma que su mayor error ha sido la recolección de basuras y reseña el episodio que vivió Bogotá durante tres días, el cual obligó a Petro a invitar a las empresas privadas a renovar los contratos

“Su mayor error ha consistido en la recolección de basura. En septiembre anunció que no renovaría los contratos privados de este servicio cuando expiró en diciembre, pero cuando llegó el momento de los camiones compactadores que había contratado estaban atrapados, y en su lugar se utilizaron camiones mal equipados para el trabajo. Durante tres días las montañas de basura que se alineaban en las calles”, señala la revista

La publicación enumera otras polémicas como la prohibición de corridas de toros, y señala que Petro termina su primer año de mandato con 68 por ciento de desaprobación y con una incipiente campaña para llamar a un referendo para revocar su mandato

Sin embargo, la publicación señala que no todo es malo, ya que durante su gobierno disminuyó la tasa de homicidios, se redujo las tarifas del agua y bajo el precio del pasaje de Transmilenio y resalta que los problemas en Bogotá empezaron con Samuel Moreno, quien, con sus líos de corrupción, abandonó la tradición de “alcaldes reformistas progresistas” que durante la década de los 90 le dejaron a la capital una extensa red de buses de transporte público, parques y bibliotecas públicas.