¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Extorsión: El nuevo brote de violencia que amenaza a Colombia

Las cifras sobre este delito son tres o cuatro veces menores a la realidad porque en la mayoría de los casos las víctimas no denuncian ante el temor de sufrir represalias.

La masacre de Santa Rosa de Osos, Antioquia, en la que perdieron la vida 10 humildes campesinos, es por desgracia una más de esas historias como la del atentado con granada al mercado popular de Santa Marta, donde las autoridades atribuyen las causas a la negativa de las víctimas a pagar una extorsión

En el caso de Santa Rosa de Osos uno de los campesinos que resultó muerto, desde el pasado 25 de mayo había denunciado al Gaula de la Policía Antioquia llamadas en las que, según reveló el portal Confidencial Colombia, le exigían el pago de un cifra superior a 100 millones de pesos a cambio de no asesinarlo a él o a su familia

El fenómeno de la extorsión se presenta con más frecuencia de la que las autoridades conocen en los cuatro puntos cardinales del país. Desde la Guajira, Atlántico, Magdalena y Bolívar, en el norte del país, pasando por Antioquia, Chocó y el Valle en el occidente, donde la delincuencia común y las denominadas bandas criminales estarían detrás de una creciente ola de violencia, que ha obligado incluso a desplazamientos de familias enteras, como ocurre por ejemplo en Buenaventura

En el oriente del país, entre los departamentos de Meta y Guaviare no se salvan los municipios bajo la influencia del frente 27 de las Farc. Y en Norte de Santander, en la frontera con Venezuela además de la guerrilla del eln también delinquen las llamadas bandas criminales a las que se suma la delincuencia común. En lo que va corrido del año, sólo los casos denunciados ante la Dirección Antisecuestro y Extorsión de la Policía alcanzan los 1542. Sin embargo, según la opinión de expertos en seguridad consultados por Caracol Radio una alta cifra de las víctimas de este delito no denuncian por el temor que les causan los grupos armados

El MapaDel número de casos denunciados, en 641, es decir, el 42%, las víctimas son comerciantes, 229 profesionales de diferentes ramas, 171 empresas y 99 empleados

Del total nacional, la Policía atribuye un 83% de los casos a la delincuencia común, un 11 % a la guerrilla de las Farc y un 5% a las denominadas bandas criminales

El mayor número de extorsiones se concentra en la zona de más alto índice de producción. El departamento de Antioquia alcanza los 249 casos, de los cuales 234 corresponden a la zona urbana y 15 a la zona rural

Los municipios más afectados son Itagüí y Bello con 37 casos y los demás municipios registran entre una y cuatro denuncias. Solo dos de los casos denunciados en el departamento corresponden a agricultores

El departamento del Valle alcanza 108 casos, de los cuales más de 80 se concentran en Cali, Palmira y Tuluá

En la lista siguen los departamentos de Bolívar, Magdalena, Guajira, y Norte de Santander. Cifras inciertasEn el fondo nadie sabe cuántas son las son las víctimas de este delito, el general retirado Jairo Delgado, director del Observatorio de Política y Estrategia, dijo a Caracol Radio que las víctimas van desde humildes tenderos o conductores de rutas urbanas de bus hasta grandes empresas y multinacionales, especialmente dedicadas a la exploración y explotación de petróleo

Quienes han padecido algún tipo de extorsión no solo dejan de denunciar por el temor a sus victimarios, sino que en muchos casos los montos son tan bajos que deciden pagar y evitarse trámites legales. Sin embargo, con el pasar de los meses los cobros vuelven a empezar y las exigencias cada vez son más altas y con mayor frecuencia

Extorsiones como la del pasado 24 de octubre que le costó la vida a 3 personas y heridas a otras 50 cuando un joven de 16 años hizo explotar una granada en el mercado popular de Santa Marta, porque no los propietarios no habían cedido a las presiones de los 'urabeños', que por esos días ya habían repetido el mismo accionar delictivo en varios municipios de la costa Atlántica. Falsa oferta de seguridadEn este tipo de delito las autoridades han descubierto una modalidad en la que los extorsionistas se acercan a sus víctimas para ofrecerles un supuesto servicio de seguridad. Después de cobrar durante unos meses por la supuesta protección y conocer las finanzas y los hábitos de la víctima ellos mismos empiezan a extorsionarlo

Las autoridades han descubierto que en los casos de extorsión por parte de la delincuencia común en la gran mayoría de casos estas han sido ordenadas desde cárceles y centros penitenciarios, hasta donde habrían tenido que llegar las víctimas para acordar la forma de pago

Cobros millonariosLa otra cara de la moneda la representan los cobros millonarios que realiza la guerrilla a las empresas petroleras en el sur del país y los grupos emergentes del paramilitarismo a ganaderos y grandes agricultores en otras regiones

El presidente de la Asociación Colombiana de Petróleos, Alejandro Martínez, en declaraciones a Caracol Radio demandó del Gobierno mayor protección ante el aumento de las extorsiones y los ataques de la guerrilla a las petroleras en el país. Desde hace más de un año cuatro trabajadores - tres de ellos de nacionalidad china- permanecen secuestrados en el departamento del Caquetá por este motivo. Otro 23 trabajadores de otra firma extranjera estuvieron varios días retenidos por la guerrilla y el gobierno investiga si la compañía pagó 'vacuna' para que los liberaran. De comprobarlo, dijo el presidente Juan Manuel Santos, sería expulsada del país

En esa misma región el frente 15 y la Columna Teófilo Forero de las Farc exigen millonarias sumas a las compañías petroleras para no atentar contra su infraestructura y sus trabajadores

Pero esta situación se replica en todos los sectores de la economía. El gremio de los ganaderos a través de su oficina de atención a víctimas ha documentado más de siete mil quejas de ganaderos, según informó Federico Arellano, de Fundagan

La fundación, creada por Fedegan, reclama mayor atención del Estado a las víctimas. Según Arellano aunque varios ganaderos han sido asesinados por no pagar estas extorsiones, sin embargo prefieren mantener bajo reserva el número de víctimas mortales.

Cargando