¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Reabrir el San Juan de Dios, una apuesta del distrito

Nueve meses después de llegar a la Alcaldía, la administración Petro dio a conocer las tres alternativas con las cuales espera hacer realidad con esta promesa de campaña.

La reapertura del Hospital San Juan de Dios fue una de las principales propuestas de campaña del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro. En un acto simbólico, el entonces candidato cortó la cinta con la que selló su compromiso con la rehabilitación del histórico centro asistencial, y dijo que de ser elegido, el San Juan sería el hospital de cuarto nivel que le hace falta a Bogotá

“Los hospitales de cuarto nivel son los que permiten el trasplante de órganos y la investigación de la salud, Bogotá no cuenta con un hospital de este tipo, el San Juan de Dios, puede ser ese hospital de cuarto nivel”, dijo Petro en ese momento

Nueve meses después de llegar a la Alcaldía, la administración Petro dio a conocer las tres alternativas con las cuales espera hacer realidad con esta promesa de campaña. Según el mandatario, es posible tomar en arriendo el lote y que el Distrito asuma la construcción del hospital de cuarto nivel

"Podemos asumir los pasivos y activos de Cundinamarca, o comprar el lote exclusivamente, avaluado en 150 mil millones de pesos, para que Cundinamarca pague los pasivos que le corresponden", indicó

Sin embargo para el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, la reapertura del San Juan sólo es posible si se hace en el marco de la mesa de concurrencia en la que participan los gobiernos Nacional, Departamental y Distrital, la Procuraduría General de la Nación y Anna Karenina Gauna Palencia, quien en 2006 fue nombrada como liquidadora de la Fundación San Juan de Dios

Según Cruz existen dos posibilidades para que el Distrito pueda reabrir el Hospital. La primera, que Nación, Distrito y Departamento se hagan parte del proceso de liquidación

Luego se realice un concurso de acreedores para establecer los bienes que existen, y posteriormente que las tres partes se asocien en el proyecto para que las utilidades sirvan para pagar los pasivos

“La otra alternativa es terminar el proceso de liquidación, venderle los predios de la Beneficencia al Distrito, o sólo el pedazo que se requiere para construir el hospital de cuarto nivel, y el resto lo podría tomar la Beneficencia para poder pagar las acreencias”, afirmó Cruz

Las diferencias por los pasivos del San JuanSegún las cuentas de Anna Karenina Gauna, agente liquidadora de la Fundación San Juan de Dios, los pasivos del hospital llegan a los 2.2 billones de pesos y los activos equivalen a 150 mil millones

Pero el Distrito hace otras cuentas. Para el secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, los pasivos de este centro asistencial están por el orden de los 800 mil millones de pesos

“Creemos que el pasivo puede estar alrededor de los 800 mil millones de pesos. La liquidadora pone en el informe 300 mil millones para la recuperación de la estructura, que no deben estar ahí, incluye algunas acreencias y pensiones a los ex trabajadores que tampoco deberían estar”, dijo

Según el alcalde Gustavo Petro la liquidadora incluye en su informe 828 mil millones que corresponden al pasivo pensional ya fue asumido en su mayoría por el Gobierno Nacional

“Ahora tenemos una discusión por el pasivo laboral. La Nación dice que ha pagado 177 mil millones de pesos, y máximo habría que aportar 30 mil mas. Las demandas laborales llegan a 525 mil millones. En un punto intermedio estaríamos hablando de 150 o 200 mil millones”, indicó el mandatario

Sin embargo el gobernador Álvaro Cruz difiere de esta apreciación. “El distrito dice que el resto son pasivos que están en la cabeza de la nación, del distrito y del departamento y que no se deben contabilizar. Es una interpretación equivocada, la única cifra es la que se dé al final del proceso de liquidación”, asegura

Por ahora, la Secretaría de Salud espera dar un primer paso en el proceso que busca poner al servicio el hospital San Juan de Dios, abriendo el puesto de salud del antiguo centro asistencial en el mes de diciembre

Sin embargo, esta posibilidad tampoco cuenta todavía con el visto bueno de la Gobernación de Cundinamarca que asegura que los predios están en manos de la liquidadora y no son propiedad del Distrito.

Cargando