Escuche ahora

Café Caracol

Hernán Peláez


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Deportes

La Confederación Asiática de Fútbol suspende a su expresidente por corrupción

El catarí Mohamed Bin Hammam, miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, fue suspendido por la rectora mundial a perpetuidad por corrupción.

La Confederación Asiática de Fútbol (CAF) suspendió de manera provisional de su expresidente, el catarí Mohamed Bin Hammam, el miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA que fue suspendido a perpetuidad por corrupción. A través de un comunicado publicado en su portal, la CAF anunció la suspensión de 30 días a Bin Hammam a raíz de una auditoría interna que revela violaciones de los códigos éticos y de disciplina por la aceptación de regalos y sobornos, corrupción y conflicto de intereses. El informe se centró en la "negociación y ejecución de ciertos contratos y en las transacciones financieras realizadas desde y hacia las cuentas bancarias de la CAF y la cuenta personal de Hammam durante su presidencia", indicó el comunicado. La suspensión afecta a "cualquier actividad relacionada con el fútbol (administrativa, deportiva u otras) dentro de la jurisdicción de la CAF hasta que el comité de disciplina de la CAF tome una decisión sobre la cuestión". Bin Hammam dejó la presidencia de la CAF en agosto de 2011 tras nueve años en el cargo, durante los cuales se creó la Liga de Campeones de Asia y se admitió a Australia en el organismo. El directivo catarí, que era el único rival de Joseph Blatter en las elecciones a la presidencia de la FIFA del 1 de junio de 2011, fue suspendido provisionalmente en vísperas de los comicios ante la sospecha de incentivar económicamente a dirigentes de países del Caribe para que votaran a su favor. La suspensión provisional le impidió presentarse a las elecciones, en las que Blatter inició su cuarto mandato, y posteriormente la Comisión Ética de la FIFA determinó la prohibición a perpetuidad para participar en todo tipo de actividad relacionada con el fútbol en los ámbitos nacional e internacional. Bin Hammam recurrió este castigo sin éxito ante el Comité de Apelación de la FIFA en septiembre, por lo que decidió llevar el caso al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), en Suiza.