¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Mauricio De Narváez homenajeado en los 60 Años de las 12 Horas de Sebring

Mauricio De Narváez ganó las 12 Hras de Sebring en 1984

Hablar de las 12 Horas de Sebring es hacerlo de una de las más prestigiosas e importantes carreras de resistencia del mundo. Marcas como Ferrari, Ford, Porsche, Nissan, Audi y Peugeot, entre otras, y grandes maestros como Juan Manuel Fangio, Jacky Icks, Mario Andretti, AJ Foyt, Michele Alboreto, Stefan Johanson, Hans Heyer, Nino Vacarella, Stirling Moss, Pedro Rodriguez , Hurley Haywood y Bobby Rahal, por sólo nombrar algunos pilotos, han escrito la historia de esta emblemática prueba del automovilismo mundial que recién acaba de celebrar su aniversario número 60, en Estados Unidos

Y es precisamente ese cumpleaños el motivo de estas líneas, o mejor, uno de los invitados de honor a la celebración de los 60 Años de las 12 Horas de Sebring, a quien la Federación Colombiana de Automovilismo Deportivo quiere destacar en esta oportunidad: un colombiano que hoy día retirado de las pistas trabaja por el crecimiento y desarrollo del deporte a motor en el país, y quien en días pasados recibió un especial reconocimiento como uno de los 60 ganadores en la historia de la carrera más antigua de Estados Unidos, durante la ceremonia de aniversario de la importante prueba, destacado además como uno de los tres suramericanos en lograr tan meritorio triunfo, junto a los argentinos Juan Manuel Fangio y Juan Manuel Fangio II, sobrino del primero

Nos referimos a Mauricio de Nárvaez, ganador de las 12 Horas de Sebring en 1984, compitiendo a bordo de un Porsche 935 J

De Narváez corrió sus primeras 12 Horas de Sebring en 1974 y durante 9 años tomó la partida en la carrera con la ilusión y la mente puesta en ganársela, pero fue en 1984 cuando consiguió el título de la prueba

FCAD ¿Cómo fue su participación en las 12 Horas de Sebring y el logro de ese triunfo que lo hizo merecedor a recibir la invitación honorífica para la celebración de los 60 años de la prueba?Mauricio de Narváez (MN): Bueno, yo participé la primera vez en 1974 y recuerdo que le dije a mi señora, “A mi me gustaría ganarme esta carrera porque es muy importante y ésta se la ganó el gran maestro Juan Manuel Fangio”. Con esa idea seguí participando, y en 1982 casi me la gano manejando con Bobby Rahall, a bordo de un March 82G, con el diseño de la persona que hizo igual tarea para los Red Bull de la F1 y quedamos en el segundo lugar, muy a pesar que de las 12 horas corrimos 9 en tercera, porque se nos dañó la caja de cambios. En 1984 le pedí el favor al señor Rein Hold dueño del carro y de los equipos con quien yo venía corriendo en Le Mans y en otras pruebas, que me prestara un Porsche 935 J, auto con el que ya había competido en Suráfrica y en otros sitios y él me dijo que lo tenía en un museo, porque en ese momento ese carro se consideraba ya casi afuera. Ya habían salido nuevos prototipos

El lo sacó del museo y me lo mandó a la Florida y me dijo: “se lo voy a prestar, y le voy a enviar dos mecánicos y dos pilotos para que le colaboren”, y me envió a Stefan Johanson, pilotos de F1 de Ferrari y a Hans Heyer, piloto de F1 de ATS. FCAD: Cómo clasificaron para esa carrera?MN: Yo clasifiqué el carro, quedamos de 16, porque había carros nuevos, recuerdo que fue una jornada complicada de clasificación, estaba lloviendo y Sebring es un trazado muy difícil, porque era una pista de aterrizaje de la II Guerra Mundial; tiene parte cemento, parte pavimentado, hace mucho calor, por la tarde cae el sol de frente y en fin, fue muy complicado. FCAD: Qué paso durante la carrera?MN: Hicimos una carrera muy estable, porque a medida que nosotros aguantábamos los otros pilotos iban rompiendo sus autos y finalmente ganamos y así logré mi objetivo porque me convertí en el segundo suramericano en ganarla. Ya lo había conseguido Juan Manuel Fangio, y como tres años después vino el sobrino de él, Juan Manuel Fangio II, manejando con Toyota y se la ganó, y es así como hicimos historia como los únicos suramericanos ganadores de la prueba en 60 años. Los dos Fangio, de Argentina y De Narváez, de Colombia. Así que fue un triunfo muy importante para mí y más lo sentí hace poco en la celebración del aniversario 60 a la cual asistí como invitado

FCAD: Cómo se dio esa invitación?MN: Me invitó la pista. La Porsche me ofreció el hospedaje y realmente allí había gente muy importante del automovilismo mundial. Disfruté mucho, fui acompañado por mi esposa Elizabeth, que fue mi gran compañera en todas las carreras en las que participé, y hoy día sigue tomada de mi brazo brindándome esa compañía y apoyo

Fue una bonita e importante celebración, allí estuvo presente, por ejemplo Nicraw presidente del Senado de la FIA, Chip Ganassi, Dabe Engelman, director Porsche NA; Ken Breslauer, historiador y jefe de prensa de la pista de Sebring; y varios ex pilotos de F1, preparadores, y Nacam envió al español Fernando Gutiérrez para que me acompañara

El recibimiento fue espectacular, cada piloto tenía un comité de bienvenida y en un auto adecuado especialmente desfilamos por la pista ante miles de personas que asistieron a la carrera número 60, porque fue dentro de esta programación que se nos hizo el homenaje. Nos ofrecieron un almuerzo muy especial, realizaron una campaña de firma de autógrafos de la cual me hicieron partícipe pues en esta oportunidad el programa de carrera contaba la historia de los ganadores de Sebring, entonces ahí aparecía yo y los campeones que pudimos asistir firmábamos y la gente hacía largas filas para lograrlo

FCAD. ¿De dónde nace su afición por el automovilismo; en qué otras competencias participó Mauricio de Narváez? MN: Mi afición a este deporte fue desde niño. No vengo de familia de automovilistas, pero desde muy pequeño me apasionaron los carros. Me gustaba mucho manejar y cuando llegué a Europa a estudiar lo viví más de cerca y más me entusiasmé. Realmente yo inicié tarde en edad, pasados los 30 años, en 1974, porque en Colombia no había forma de practicar el automovilismo ni quien lo patrocinara y creo que fui el primer colombiano en correr en pistas de E.U. Competí en Le Mans, en Daytona, y en varias pistas de Norteamérica. También corrí en Japón y desde el 1974 no paré de correr hasta 1984 cuando me gané Sebring y ese año también quedé cuarto en la general de Daytona. Ahí tomé la decisión de retirarme

FCAD: ¿Quién es Mauricio de Narvaéz?MN: Bueno, soy un ingeniero automotriz, me gradué en Inglaterra, estoy casado hace 43 años con Elizabeth Baldwin, inglesa, tenemos dos hijos, Julio Mario y Lisa, quienes viven fuera del país, abuelo de dos niñas, hijas de Julio y Claudy, y hoy día me dedico al cultivo y comercialización de frutas y mi afición y amor por el automovilismo lo ejerzo desde la dirigencia deportiva vinculado con el Automóvil Club de Colombia; con NACAM-FIA, y recientemente con Autódromos S.A

FCAD: Sabemos que en algo más de un año de vinculación a la dirigencia deportiva ha conseguido importantes reconocimientos en el medio, no sólo a nivel local sino internacional. ¿Cuéntenos un poco sobre esa tarea que adelanta y en qué posiciones?MN: En este momento soy vicepresidente de la junta directiva del Automóvil Club de Colombia -ACC-; en donde también ejerzo como presidente del Comité Deportivo FIA en Colombia, y acabo de entrar a la junta directiva de Autódromos S.A. A nivel internacional, a finales del año pasado fui nombrado Asesor del Vicepresidente de FIA para las Américas, por el mexicano José Abed; y soy Pro Tesorero de Nacam-FIA en México. Estos nombramientos sirven mucho a Colombia porque desde el cargo puedo trabajar para que nos apoyen con recursos y con gente conocedora en diferentes frentes que le aporten a las autoridades locales, y así poder desarrollar planes y programas que nos permitan progresar

Esas iniciativas están respaldadas por México y ya estamos trabajando en coordinación con el Automóvil Club de Colombia y la Federación Colombiana de Automovilismo, con su presidente Hernán Porras, para iniciar con capacitaciones importantes para el país. Queremos traer charlas o clases de medicina deportiva y autoridades de carrera, y este año se promoverá con fuerza el rally. En noviembre celebraremos una válida del Nacam Rally Championship y estamos trabajando en la ejecutoria de otro rally que arranque en Venezuela, pase por Colombia y termine en Quito

También coordinado con el ACC, la FCAD y el apoyo de Nacam-FIA estudiamos un apoyo al Autódromo de Tocancipá relacionado con el tema de medidas de seguridad internas para los pilotos y el público y sería la construcción dentro del autódromo de una unidad de primeros auxilios que permita al escenario garantizar la prestación de asistencia en caso que suceda un accidente, pues éstos son parte del ejercicio y lo importante es tener cómo atender a los afectados si sucede. Hay que tener los primeros auxilios en el sitio y eso es lo que buscamos prever. También estamos mirando como apoyar la construcción del Autódromo de Antioquia, iniciativa que está puesta sobre el tapete hace varios años pero que le ha faltado compromiso para lograrlo y queremos ayudar

Algo que ya se está trabajado, incluso el gerente del ACC, Alfredo Albornoz, estuvo en España mirando el tema y de allí queremos traer expertos en diferentes frentes para que nos transmitan su experiencia. Pronto tendremos la visita de un médico especialista FIA, para que dicte unas charlas en el país y eso va muy adelantado, también en conjunto con la Federación

Algo muy positivo que veo en el desarrollo de esta tarea es que ya comenzamos a trabajar todos juntos, los Clubes, el ACC, la Federación, Autódromos y no cada uno haciendo esfuerzos por separado, que aunque son muy valiosos, ahora con la ayuda de FIA-Nacam podemos lograr resultados muy acertados. Además, porque la coyuntura política y económica del país ha hecho que a Colombia en el deporte también se le este viendo con otros ojos y eso lo debemos aprovechar./Mauricio de Narváez, ahora dirigente del automovilismo nacional e internacional, de quien el deporte a motor puede esperar gratas noticias, pues de acuerdo con sus expectativas y gracias al trabajo que adelanta tanto a nivel local como fuera del país se esperan importantes logros y aportes para el automovilismo colombiano. Mauricio De Narváez, un guerrero en las pistas y un caballero de armas tomar que luchará ahora por el desarrollo y progreso del automovilismo de su país, merecedor del importante reconocimiento realizado por la pista de Sebring, quien ayudó a escribir su historia, así como lo continúa haciendo para el automovilismo nacional

Caracol con Fedeautos

Cargando